Castillo en Rauch: 30 años abandonado, fue orfanato y lucha por no ser demolido