Castillo modera su discurso y propone un "cambio progresivo, pero profundo" en Perú

Lima, 17 may (EFE).- El candidato izquierdista Pedro Castillo matizó hacia el centro sus propuestas políticas y propuso un "cambio progresivo, pero profundo" en Perú de ganar la Presidencia en la segunda vuelta electoral que disputará el próximo 6 de junio con la derechista Keiko Fujimori.

Así lo recoge el "Plan de Gobierno Perú al Bicentenario - Sin Corrupción", la propuesta de Gobierno del candidato, ampliamente reclamada desde hace semanas por los medios y la ciudadanía peruana y que fue publicado en las redes sociales del candidato.

Este plan modifica el que Castillo inscribió ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) con el ideario del partido Perú Libre, que lidera el médico ultraizquierdista Vladimir Cerrón, con propuestas más moderadas fruto de haberse "enriquecido... escuchando a quienes nunca antes fueron escuchados, recogiendo sus demandas, ideas y anhelos".

"Nuestra propuesta recoge la esperanza de cambio de los pueblos y se afirma en un camino de cambio progresivo pero profundo, verdaderamente democrático, guiado por la búsqueda de derechos y oportunidades para todos y todas, con justicia y paz", remarca el documento.

CAMBIOS EN LAS PROPUESTAS

El ideario de Perú Libre asegura que es una propuesta "marxista-leninista", lo que ha causado alarma en un amplio sector y un apoyo a la candidatura de Fujimori de partidos de centro y de derecha, y de la mayor parte de los medios de comunicación, para evitar un régimen "comunista".

"Esta ya no es solo la propuesta de Perú libre, es la propuesta de los pueblos que quieren un cambio en beneficio de todas las familias del Perú", enfatiza la nueva propuesta, antes de agregar que ha sido "enriquecida de todos estos aportes, con responsabilidad y transparencia" y manteniendo su "espíritu de justicia y cambio social".

CRISIS SANITARIA

El plan propone, en ese sentido, "medidas urgentes para los primeros 100 días del Gobierno del pueblo", en los que asegura que Castillo hará "lo justo y necesario".

Así, impulsará un consejo de científicos y técnicos en salud pública e investigadores para que participen en el control de la pandemia y aporten a los planes de salida y recuperación de la crisis.

También formará un "Comando Nacional Unificado de Lucha contra el Covid", diseñará e implementará un "Plan Preventivo de Salud", con monitoreo casa por casa y alimentos para la población más vulnerable, y se atenderá en cada pueblo y distrito a los pacientes que lo requieran.

La propuesta también comprende la atención y protección de los pacientes con otras enfermedades, la mejora de la infraestructura y el equipamiento de los centros médicos, el desarrollo de la telemedicina y la distribución "periódica y descentralizada" de material de protección como mascarillas, alcohol y oxímetros.

PRIORIDAD A EMPRESAS PRIVADAS

El plan anuncia que se dará "la prioridad a la producción del oxígeno medicinal en las empresas del sector privado", pero "garantizando la provisión y evitando el oligopolio y la usura", mientras que el Estado adquirirá 100 plantas y 200 tanques criogénicos para "garantizar que a nadie le falte oxígeno".

Tras remarcar que "no alcanzarán las camas UCI" ni se tendrá "el personal especializado suficiente" si no se controlan los contagios, agregó que se dispondrá de 1.000 nuevas camas UCI y 4.000 cánulas de alto flujo, además de otras 5.000 las camas hospitalarias.

"Garantizaremos el acceso universal y gratuito a las vacunas sin corrupción ni privilegios. Antes fin de año el Gobierno de Perú Libre vacunará a toda la población mayor de 18 años", afirma el plan antes de indicar que se negociará "con todos los países y laboratorios, sin sesgos ideológicos, para asegurar la adquisición rápida de vacunas y lograr la transferencia de biotecnología para empezar a concretar el anhelo de producir vacunas en el país".

ECONOMÍA Y SEGUNDA REFORMA AGRARIA

El plan afirma además que "mientras se produzca la reactivación económica habrá un aumento de la inversión social" y que el Estado "fortalecerá su rol regulador dentro de un enfoque de economía mixta", que incluirá regular "más activamente a los monopolios y oligopolios", así como el fomento a la empresa privada, con el reconocimiento a los empresarios nacionales.

También indicó que se dará "un crucial apoyo" del Estado mediante "créditos a los sectores más vulnerables", el fortalecimiento de la inversión pública y del empleo, el "apoyo directo" a la economía familiar y que se frenará "la competencia desleal de importaciones que afectan a la industria nacional y al campesinado".

Además, implementará una "reforma agraria", que comprenderá "el desarrollo rural agrario y participativo como una decisión "política importante para la gestión de una agricultura con enfoque territorial y desde abajo".

Otros planteamientos son "el aporte justo de las empresas con sobreganancias", la construcción de una red nacional de gasoductos, el "retorno seguro y oportuno" a la educación presencial y la convocatoria a una referéndum para determinar si se elabora una nueva Constitución que reemplace a la de actual, vigente desde 1993.

Castillo remarcó que, de ganar la Presidencia, este 28 de julio se pondrá "la primera piedra de una patria soberana con seguridad jurídica, donde todas y todos podremos vivir en paz, con libertad y justicia social".

(c) Agencia EFE