Castillo afirma que la represión del año pasado en Perú no debe repetirse jamás

·2  min de lectura

Lima, 14 nov (EFE).- El presidente de Perú, Pedro Castillo, afirmó que la represión policial que hace un año dejó dos muertos y decenas de heridos durante las protestas contra el Gobierno de Manuel Merino "no debe repetirse ni olvidarse jamás" en su país.

"Esta historia no debe repetirse ni olvidarse jamás. El derecho a la protesta merece ser respetado como accionar legítimo ciudadano", señaló el mandatario izquierdista en un mensaje publicado este domingo en Twitter.

Añadió que el Gobierno debe "generar un ambiente político alturado, sin que ningún interés particular de poder debilite nuestra democracia y paz social".

Castillo se pronunció de esta manera cuando se cumple un año de las multitudinarias protestas que produjeron la caída del régimen de Merino y recordó a Inti Sotelo y Bryan Pintado, los dos jóvenes muertos, "y a los cientos de víctimas de aquella noche de protesta".

"Atender y resarcir a todos los deudos, a través de la creación de la Comisión Multisectorial, responde al compromiso del Estado con todos los peruanos", señaló en referencia a ese grupo que anunció su Gobierno este sábado.

Castillo y la primera ministra, Mirtha Vásquez, suscribieron la resolución suprema que crea esa comisión "para atender a los deudos y víctimas de las marchas" del año pasado.

Vásquez comentó, al respecto, que "hechos como los del #14N no deben volver a repetirse" y que desde el Estado se hacen "responsables" de atender "a deudos/as y víctimas que fueron afectados cuando ejercían su derecho a la protesta".

El 14 de noviembre de 2020 miles de ciudadanos, en su mayoría jóvenes, salieron a las calles del país, principalmente en Lima, para protestar contra la decisión del Congreso, que dominaba el fujimorismo, de destituir a Martín Vizcarra y colocar en su lugar a Merino, quien era presidente del Legislativo.

Vizcarra fue cesado por "incapacidad moral" por denuncias, aún no comprobadas por la Justicia, de que cometió actos de corrupción cuando fue gobernador de la región sureña de Moquegua (2011-2014).

En las manifestaciones, que se desarrollaron durante cuatro días, pero alcanzaron su clímax durante la noche del 14 de noviembre en el centro histórico de Lima, murieron Inti y Bryan, de 24 y 22 años, respectivamente.

Al día siguiente de la violenta represión policial, Merino dimitió tras permanecer solo cinco días en el cargo.

Los familiares de las víctimas, que también comprendieron a decenas de heridos, entre ellos varios periodistas, reclaman que la Justicia de su país establezca y sancione responsabilidades, y que ordene indemnizaciones.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.