Van por castigo de 30 años de cárcel por reclutamiento

·3  min de lectura

Luis Carlos Rodríguez y Víctor Gamboa

CIUDAD DE MÉXICO, abril 23 (EL UNIVERSAL).- Penas de entre 22 a 30 años de prisión plantean varias reformas analizadas en el Senado para sancionar la leva o reclutamiento forzado de adultos y menores por parte de grupos criminales.

Lo anterior, ante el aumento de casos en México de reclutamiento que hacen los grupos criminales y el vacío legal que existe y que está relacionado con la desaparición de miles de personas en el país.

La leva, que se pensaba erradicada, es un fenómeno que se dio durante la época colonial y a lo largo del siglo XIX, pero también durante la Revolución Mexicana, y se refiere al reclutamiento forzoso en el Ejército o grupos de gavilleros. En la actualidad, es usada por cárteles de la droga y grupos criminales.

Entre las iniciativas se encuentra la de la diputada federal por Morena, Soledad Luévano Cantú, que es analizada en la Comisión de Justicia, en la que se indica que la leva "es el mismo método que usan los cárteles hoy, pues se ha evidenciado a lo largo de los años que no todos quieren formar parte de sus filas, pues ha dejado de verse como una forma fácil de ganar dinero, por lo que emplean distintos métodos".

Propone crear el delito de leva para el que prive a otro de su libertad con el fin de que se adhiera a su asociación delictuosa y lo obligue a trabajar para él o un tercero, a fin de cometer delitos por medio del uso de la fuerza, intimidación o amenazas.

Ante ello, se plantea que este delito se sancione con 10 a 15 años de prisión y de mil a mil 500 días de multa; si es un menor de edad, se aplicará hasta una mitad adicional de la pena mínima o máxima, hasta 22 años de cárcel.

La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) indica que entre 30 mil y 35 mil niñas, niños y adolescentes han sido reclutados por bandas criminales; participan en las operaciones ilícitas y realizan tareas que repercuten en su bienestar emocional y ponen en riesgo su vida.

El senador del PRD, Miguel Ángel Mancera Espinosa, presentó también en febrero de este año una reforma para tipificar como delito penal el reclutamiento de niñas, niños o adolescentes para la comisión de actividades delictivas o para formar parte de grupos criminales, y sancionar a quien cometa este ilícito hasta con 30 años de prisión.

Por la comisión de estas conductas, el senador planteó una sanción penal de 10 a 20 años de prisión, que podría aumentar en una mitad cuando sea cometida por servidores públicos o cuando dicho reclutamiento recaiga sobre niñas, niños o adolescentes con algún tipo de discapacidad para actividades delictivas.

El coordinador de Morena, Ricardo Monreal, también desde marzo de 2020 propuso que ante el incremento de casos de niños y adolescentes que son reclutados y utilizados por los cárteles criminales para sumarlos como sicarios o halcones, es necesaria una reforma al Código Penal Federal y a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, para tipificar esta práctica como un delito.

"En nuestro país no está tipificado el reclutamiento y el uso de niñas y niños menores de 15 años para participar en hostilidades, no obstante que el Derecho Internacional Humanitario lo prohíbe y la Corte Penal Internacional lo define como un crimen de guerra", dijo Monreal.

Los números

La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) da seguimiento a este ilícito

35,000 menores de edad han sido reclutados por bandas criminales estiman en la red.

1,500 días de multa se propone en la iniciativa como parte del castigo a los delincuentes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.