Castaña de indias para las várices ¿es efectivo el tratamiento?

HolaDoctor
·9  min de lectura
Castaña de indias para las várices ¿es efectivo el tratamiento?
Castaña de indias para las várices ¿es efectivo el tratamiento?



El extracto de semilla de la castaña de indias se usa ampliamente en Europa para tratar la insuficiencia venosa crónica, un síndrome que puede incluir inflamación de las piernas, vena varicosa, dolor en las piernas, picor y llagas en la piel.

Aunque el extracto de semilla de la castaña se recomienda tradicionalmente para una variedad de condiciones médicas, para la única que tiene una fuerte evidencia con apoyo científico es para la insuficiencia venosa crónica.

  • Los riesgos ocultos de tener várices

En los ensayos clínicos, los efectos secundarios del extracto de semilla de la castaña de indias fueron similares a los del placebo. Sin embargo, debido al incremento en el riesgo de disminución de azúcar en la sangre se recomienda tener precaución con los niños y con las personas con diabetes.

Para qué se usa

Se han hecho estudios en humanos y animales sobre la efectividad de la castaña de indias. La seguridad y eficacia no siempre fue demostrada.

Dado que algunas de estas afecciones son potencialmente serias, el tratamiento lo debe evaluar un proveedor médico calificado.

Insuficiencia venosa crónica

Es una afección que se diagnostica comúnmente en Europa y América Latina. Consiste en la inflamación y dolor de las piernas, aparición de venas varicosas, picor y llagas en la piel.

Investigaciones de laboratorio en animales y en humanos demuestran que el extracto de semilla de la castaña de indias puede ser beneficioso en pacientes con esta afección.

Distintas investigaciones coinciden en que uno de los compuestos del extracto de semilla de la castaña de indias, la escina, puede tratar la insuficiencia venosa crónica. Esto se debe a que la escina se vincula a un mejor flujo sanguíneo en las venas

Tras realizar una revisión de 19 estudios, publicada en Revista Brasileira de Farmacognosia, un grupo de investigadores halló que 9 estudios encontraron que tomar dosis diarias de 600 mg de extracto de castaña de indias (que contienen alrededor de 50 mg de escina) durante un máximo de 8 semanas, se vincula a una reducción de los síntomas de la insuficiencia venosa crónica, específicamente dolor en las piernas, hinchazón y picazón en las piernas.

Otro estudio, publicado en Lancet, señaló que el extracto de castaña de indias es tan eficaz como un tratamiento convencional para la insuficiencia venosa crónica, la terapia de compresión. Esta se usa para reducir la hinchazón y el volumen de las piernas.

Venas varicosas

También conocidas como várices o venas dilatadas, es una afección benigna que suele aparecer en las piernas y pies. En algunos casos puede provocar dolor o incomodidad.

Existe evidencia que muestra que el extracto de semilla de castaña de indias puede mejorar el tono venoso al estimular el flujo sanguíneo en las piernas y disminuir la hinchazón y el dolor asociado con las venas varicosas.

En un estudio publicado en Advances in Therapy, más de la mitad de los participantes que tomaron tabletas de extracto de semilla de castaño de indias (que contenía 20 mg de escina) 3 veces al día y se aplicaron gel de escina al 2% por vía tópica dos veces al día, redujeron los síntomas de las venas varicosas, como dolor en las piernas, hinchazón, pesadez y decoloración.

Castaño de indias
Castaño de indias

¿Tiene efectos secundarios?

Es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias: El extracto de la semilla de la castaña de indias puede producir reacciones alérgicas en pacientes con alergia a la castaña de indias, esculina o a cualquiera de sus ingredientes (flavonoides, biosides, trisides de quercitinas y oligosacáridos entre los que se incluyen 1-cetosa y 2-cetosa). Se han reportado conmociones anafilácticas (reacciones alérgicas severas) con la administración por vía intravenosa (a través de la vena).

Se han reportado salpullidos alérgicos en la piel (dermatitis por contacto) luego de usar una crema para la piel que contenía extracto de la semilla de la castaña de indias.

Toxicidad: Las semillas de la castaña de indias sin procesar, se han asociado con una considerable toxicidad y muerte. Los síntomas asociados con envenenamiento con la castaña de indias incluyen vómito, diarrea, dolor de cabeza, confusión, debilidad, temblor de los músculos, coordinación deficiente, coma o parálisis. La estandarización del contenido de escina del extracto de semilla de la castaña de indias no debe contener niveles significativos de esculina y no debe tener los mismos riesgos.

Generalmente se considera segura en adultos la estandarización del extracto de semilla de la castaña de indias en dosis recomendadas por periodos cortos. Se han reportado malestar estomacal, espasmos musculares (pantorrilla), dolor de cabeza, ardor de estómago, vómitos, diarrea, mareo, nausea y picor. Se ha reportado irritación en la piel por contacto (dermatitis) con la aplicación del extracto de semilla de la castaña de indias sobre la piel.

Según estudios en animales, el extracto de semilla de la castaña de indias puede bajar el azúcar en la sangre. Se recomienda tener precaución en pacientes con diabetes e hipoglicemia y en aquellos que toman drogas, hierbas o suplementos que afectan el azúcar en la sangre. Los niveles séricos de la glucosa se deben supervisar con un proveedor médico calificado y se pueden necesitar ajustes en el medicamento.

En teoría, la castaña de indias puede incrementar el riesgo de hemorragia. Se recomienda tener precaución en pacientes con trastornos de sangrado o que toman drogas que pueden incrementar el riesgo de sangrado. Se recomienda supervisión y se pueden necesitar ajustes en las dosis del medicamento.

Existen reportes de toxicidad en hígado y riñones, asociados a la castaña de indias. Las aflatoxinas, que se consideran agentes que causan el cáncer, se han encontrado en productos comerciales para uso sobre la piel que contienen castaña de indias pero no se han encontrado en el extracto de semilla de la castaña de indias.

Varios estudios indican el desarrollo de pseudolúpulo (un síndrome caracterizado por fiebre recurrente, dolor muscular e inflamación de los músculos pulmonares y del corazón) en pacientes que toman Venocuran o Venopyronum, los cuales contienen fenopirazona, extracto de semilla de la castaña de indias y glucósidos cardiacos. Debido a que se trata de productos combinados, estos efectos no se le pueden atribuir a la semilla de la castaña de indias sola.

Embarazo y lactancia:

No existen suficientes investigaciones científicas para recomendar el uso seguro de la castaña de indias o el extracto de la semilla de la misma durante el embarazo o la lactancia.

Las posibles interacciones

Interacciones con drogas

En teoría, debido a los elementos constituyentes de la esculina, la castaña de indias (pero no el extracto de la semilla de la castaña de indias, el cual no contiene esculina cuando se prepara correctamente) puede incrementar el riesgo de hemorragia cuando se toma con drogas que incrementan este riesgo. Algunos de los ejemplos son: warfarina (Coumadin®) o heparina, drogas antiplaquetas como clopidogrel (Plavix®) y drogas antiinflamatorias no esteroides como el ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).

En teoría y basados en estudios limitados en animales, el extracto de semilla de la castaña de indias puede tener un efecto adicional cuando se toma con drogas que causan hipoglicemia (bajos niveles de azúcar en la sangre). Se recomienda precaución cuando se usa con medicamentos que pueden bajar el azúcar en la sangre. Los pacientes que toman drogas por vía oral para la diabetes o insulina se deben hacer controles con un proveedor médico calificado. Se pueden necesitar ajustes en el medicamento.

En teoría, la escina contenida en el extracto de semilla de la castaña de indias puede interferir con las drogas ligadas a la proteína como la fenitoína (Dilantin®), warfarina (Coumadin®) o amiodarona (Cordarone®), aunque no se tiene evidencia en casos humanos.

Se ha demostrado que el extracto de semilla de la castaña de indias tiene actividad antiangiogénica y por tanto puede interactuar con drogas antiangiogénicas.

Interacciones con hierbas y suplementos

En teoría, debido a los elementos constituyentes de la esculina en la castaña de indias (pero el extracto de semilla de la castaña no contiene esculina cuando se prepara correctaamente) puede incrementar el riesgo de hemorragia cuando se toma con hierbas o suplementos que incrementan el riesgo de la misma. Se han reportado varios casos de hemorragia con el uso de Ginkgo biloba y algunos casos con el uso de ajo y palma enana americana. Otros numerosos agentes pueden teóricamente incrementar el riesgo de hemorragia, aunque en la mayoría de los casos esto no se ha probado.

En teoría, y basados en estudios limitados en animales, el extracto de semilla de la castaña de indias teóricamente puede tener un efecto adicional cuando se toma con otras hierbas o suplementos que pueden bajar el nivel de azúcar en la sangre. Los niveles de glucosa en la sangre pueden requerir control y se pueden necesitar ajustes en las dosis.

En teoría, la semilla de la castaña de indias puede interactuar con hierbas y suplementos neurológicos.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

Se han tomado por vía oral 300 miligramos cada 12 horas hasta por un periodo de 12 semanas (con un contenido de 50 a 75 miligramos de escina por dosis). También se ha estudiado una dosis de 600 miligramos diarios del extracto de semilla de la castaña de indias. Un capsulo del extracto de semilla de la castaña de indias estandarizado a 50 miligramos de aescina se ha utilizado por un periodo de 12 semanas.

Se ha estudiado una preparación de la castaña de indias en forma de gel que contiene 2% de escina (aplicada a la piel entre 3 y 4 veces por día) para los morados sin beneficios claros.

Se han reportado reacciones alérgicas severas (conmoción anafiláctica) con la administración por vía intravenosa. La hoja de la castaña de indias se ha asociado con la inflamación del hígado (hepatitis) después de que se ha inyectado en el músculo.

Niños (menores de 18 años)

No existe suficiente evidencia científica para recomendar el uso de la castaña de indias en niños. Se ha reportado la muerte de niños que comieron la semilla de la castaña de indias cruda o bebieron té hecho de las hojas o ramas de la castaña de indias.

Fuentes consultadas:

Natural Medicines.

Bassler D, Okpanyi S, Schrodter A, et al. Bioavailability of beta-aescin from horse chestnut seed extract: comparative clinical studies of two Galenic formulations.

Complementary/alternative medicine in dermatology: evidence-assessed efficacy of two diseases and two treatments. Am J Clin Dermatol 2002;3(5):341-8.