Los casos de viruela del mono en EEUU parecen estar llegando a su punto máximo, dicen expertos

·2  min de lectura
Pop-up clinic to administers monkeypox vaccinations

Por Julie Steenhuysen

CHICAGO, 25 ago (Reuters) - Los casos de viruela del mono en algunas grandes ciudades de Estados Unidos parecen estar disminuyendo, en línea con las tendencias observadas en Europa, y los expertos son cautelosamente optimistas de que el brote pueda haber alcanzado su punto máximo en las zonas más afectados por el virus.

La Organización Mundial de la Salud dijo más temprano el jueves que los casos de viruela del mono reportados a nivel mundial disminuyeron un 21% la semana pasada, después de una tendencia de un mes de aumento de infecciones, pero señaló que los contagios en Estados Unidos continuaron aumentando.

Sin embargo, algunos expertos de Estados Unidos creen que los casos están comenzando a disminuir debido en gran parte a la inmunidad de infecciones previas y cambios de comportamiento a medida que aumenta la conciencia sobre la enfermedad. Eso no significa que el virus esté contenido, advirtieron.

Desde finales de mayo, Estados Unidos ha registrado casi 17.000 casos de viruela del mono. El brote, que hasta ahora ha llegado a 80 países fuera de África, donde el virus es endémico, se transmite principalmente entre hombres homosexuales y bisexuales.

La viruela del mono, que se propaga a través del contacto cercano con una persona infectada y las llagas de pus, rara vez es fatal.

El lanzamiento de la vacuna Jynneos de Bavarian Nordic ha sido lento debido a la escasez de suministros de la inyección, que también está aprobada para prevenir la viruela. Pero una mayor conciencia de los riesgos e inmunidad parecen estar desacelerando la propagación.

"Es muy probable que la epidemia haya alcanzado su punto máximo la semana pasada", dijo el doctor Gerardo Chowell, investigador de enfermedades infecciosas en la Facultad de Salud Pública de la Universidad Estatal de Georgia.

El último modelo de Chowell, publicado el jueves, pronostica una desaceleración gradual en las nuevas infecciones en Estados Unidos durante las próximas cuatro semanas. Es posible que las disminuciones no sean suficientes para extinguir el brote, pero deberían llevar los contagios a "niveles muy bajos", sostuvo.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos no respondieron a las solicitudes de comentarios sobre la aparente tendencia.

La Dra. Celine Gounder, epidemióloga de enfermedades infecciosas y editora general de Kaiser Health News, dijo que cree que el cambio de comportamiento está reduciendo la transmisión de la viruela del mono, pero advirtió que "las personas se fatigan con el cambio de comportamiento" y la transmisión puede aumentar nuevamente.

"Sospecho que el cambio de comportamiento se mantendrá solo hasta que la gente reciba dos dosis de la vacuna Jynneos", dijo.

Por el momento, los casos parecen estar reduciéndose en algunas de las grandes ciudades estadounidenses más afectadas por el brote.

(Reporte de Julie Steenhuysen. Editado en español por Marion Giraldo)