Nuevos casos sin nexo refuerzan el temor de expansión comunitaria en Paraguay

Agencia EFE

Asunción, 3 jun (EFE).- Las autoridades sanitarias de Paraguay anunciaron este miércoles ocho nuevos casos sin trazabilidad de COVID-19 de un total 57 contagios en el último registro diario, lo que refuerza el temor de un desborde de la hasta ahora controlada transmisión comunitaria de la pandemia.

Es la cifra más alta de las últimas semanas de los casos "sin nexo", algo que mantiene en alerta al Gobierno de Mario Abdo Benítez y en especial a su ministro de Salud, Julio Mazzoleni, a cargo de la estrategia sanitaria contra el coronavirus, que hasta la fecha ha dejado once muertes.

El total de contagios ascendió a 1.070, el número de internados a 13, tres más que el martes y dos de ellos en cuidados intensivos; mientras que los recuperados son 13, con lo que los dados de alta suman 511, según el reporte de hoy de Mazzoleni en las redes sociales.

El ministro se reunió este miércoles con los ministros de Interior, Euclídes Acevedo; de Industria y Comercio, Liz Cramer; de Hacienda, Benigno López; y de Trabajo, Carla Bacigalupo, para analizar los "datos disponibles" de la Fase 2 de retorno gradual a las actividades, que se encuentra en su segunda semana

"No bajemos la guardia, no pongamos en riesgo lo que ya conseguimos", alertó Mazzoleni.

La Fase 2, que contempla la vuelta de la actividad de la mayoría de la fuerza productiva del país, terminará el próximo 15 de junio, cuando entrará la 3, en la que esta prevista la apertura de bares y otros negocios de concurrencia masiva.

La preocupación radica en "la fatiga de la gente, que se va desescalando en las medidas restrictivas", afirmó esta semana Mazzoleni, para quien "los casos sin nexo ponen en riesgo toda la política que se ha aplicado" tras la detección del primero, el 7 de marzo pasado.

Afirmó entonces que el Gobierno no descarta retroceder a fases de restricción en regiones donde se están produciendo la dispersión de casos como los departamentos de Central, que engloba a ciudades vecinas a Asunción, y de Alto Paraná, en la frontera con Brasil.

En Ciudad del Este, segunda urbe del país y capital de Alto Paraná, se concentran los albergues obligatorios en los que pasan cuarentena los paraguayos que retornar de Brasil ante la explosión de casos en el vecino país.

Los contagios "sin nexo" de coronavirus rompen la tendencia controlada que seguía el país, con la mayoría de los casos procedentes del exterior y bajo control en los albergues.

(c) Agencia EFE