Caso Nisman: Fernández dijo que la Justicia “no probó otra cosa” que el suicidio, pero los fallos judiciales acreditaron el homicidio

·2  min de lectura
El presidente Alberto Fernández en el programa A Dos Voces
El presidente Alberto Fernández en el programa A Dos Voces - Créditos: @Rodrigo Néspolo

“Alentar la idea de que le puede pasar a Luciani lo que le pasó a Nisman… hasta acá lo que le pasó a Nisman es que se suicidó. Hasta acá no se probó otra cosa. Espero que no haga algo así el fiscal Luciani”, dijo el presidente Alberto Fernández ayer en una entrevista con la señal TN.

El fiscal Diego Luciani le contestó al Presidente y dijo que incurrió en un "grave avasallamiento de las instituciones"

Fernández planteó que la justicia “no probó otra cosa” que el suicidio. Pero en base a un peritaje realizado por la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) la Justicia determinó que la muerte de Nisman ocurrió como consecuencia de un homicidio. El fallo que dio por probada esa hipótesis fue firmado en 2017 por el juez Julián Ercolini y luego confirmado por la Cámara Federal, con las firmas de los jueces Leopoldo Bruglia y Martín Irurzun.

Según la causa, el único responsable identificado de la muerte es Diego Lagomarsino , el dueño del arma con la que apareció muerto Nisman.

Las conclusiones del peritaje de 2017

El informe realizado por 24 expertos de Gendarmería había asegurado en 2017 que a Nisman lo mataron dos personas. Según ese peritaje, lo golpearon y lo redujeron en su departamento haciéndole ingerir ketamina antes de que le dispararan. Uno lo sostenía por detrás y, con una de las rodillas tocando el piso mientras la otra persona llevaba el arma hacia su cabeza, le dispararon. El tirador dejó el arma en el piso, detrás del cuello del fiscal, y se retiró del baño para no pisar la sangre. Luego su cómplice, que lo tenía tomado de las axilas, lo depositó en el piso y lo acomodó, concluyeron tras analizar las manchas de sangre.

Se cumplen 4 años de la muerte del fiscal Alberto Nisman
El fiscal Alberto Nisman

Las conclusiones de ese análisis discreparon con los resultados de una junta criminalística anterior, de la Policía Federal, que en junio de 2015 había dicho que Nisman estaba solo y de pie cuando se disparó de frente al espejo. Pero tanto el fiscal Eduardo Taiano como el juez Julián Ercolini sostuvieron que no había contradicción, sino que Gendarmería, con una mirada integral, había llegado más lejos.

El peritaje de la Gendarmería fue cuestionado por el Gobierno en más de una oportunidad. La exministra de Seguridad Sabina Frederic había anunciado la intención de revisar ese trabajo bajo la justificación de que supuestamente, al realizarlo, la fuerza de seguridad incumplió los protocolos. Esa revisión nunca ocurrió.