Caso Gutiérrez. Qué decía el kirchnerismo cuando desapareció Santiago Maldonado

LA NACION

"Es un acto de desaparición forzada, de una gravedad institucional intolerable". La frase no proviene del comunicado que difundió ayer Juntos por el Cambio en el que califica de un "crimen de extrema gravedad institucional" a la muerte de Fabián Gutiérrez, exsecretario de Cristina Kirchner. La afirmación se leyó hace tres años en una protesta del kirchnerismo en la que se responsabilizaba al gobierno de Mauricio Macri por la desaparición de Santiago Maldonado.

En ese entonces en roles opuestos, el kirchnerismo opositor sembró dudas por el presunto rol del Estado en la muerte del artesano en Chubut y exigió la renuncia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Alberto Fernández, todavía crítico del último gobierno kirchnerista, había hablado de la "brutal represión" de la Gendarmería para cuestionar la confirmación de los peritos de que el tatuador se había ahogado.

"Maldonado apareció muerto y los peritos han dicho que murió ahogado. ¿Por qué se tiro a un río en el que el agua registraba una temperatura de -5 grados, sin saber nadar y con 30 kgs. de ropa? ¿Tal vez huía de una represión brutal de la Gendarmería? Eso no se sabe", había dicho Fernández.

Sin embargo, al realizar un balance a finales de 2017, Fernández aseguró que el gobierno de Macri no fue el culpable de la desaparición de joven, aunque reiteró sus críticas a Gendarmería. tengo claro que no fue el gobierno. "El único perjudicado con lo de Maldonado era el gobierno y lo único que si le reclamo es como actuó con Gendarmería, fue un error. Si hubiera separado a Gendarmería y dejaba investigar, hoy estarían todos los gendarmes repuestos en su cargo, se hubiera sacado un 10", dijo a la radio 99.9 de Mar del Plata.

Los cruces que se dieron en las últimas horas entre el Gobierno y la oposición reavivaron la polémica que había generado tras la desaparición del artesano, en agosto de 2017. Esta vez, Juntos por el Cambio alertó por la "gravedad institucional" de la muerte de un arrepentido en la causa de los cuadernos de las coimas que había sido cercano a la familia Kirchner. Hoy, Fernández calificó de "canallesco" al comunicado del macrismo.

"Que los presidentes de Pro, la UCR y la CC se animen a firmar un documento sembrando dudas sobre las razones de la muerte de Gutiérrez es canallesco", dijo el Presidente a Radio Milenium.

Tres años atrás, en plena campaña electoral, el kirchnerismo había priorizado el caso Maldonado en su agenda. Cristina Kirchner, candidata a senadora, incluso participó de una misa en reclamo por la aparición con vida del joven.

Ese día, la expresidenta subió a Twitter una foto con un cartel en el que se veía el rostro de Maldonado y la pregunta "¿Dónde está Santiago?". La actual vicepresidenta aún no se expresó sobre el asesinato de su exsecretario.

En aquella foto, Cristina aparecía sentada al lado de Gustavo Menéndez, el intendente de Merlo, que ayer retransmitió en Twitter el mensaje del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en el que, en respuesta al comunicado de la oposición, asegura que "no es momento para sembrar falsas divisiones entre los argentinos y argentinas".

Poco después, el mismo día de las elecciones, el diputado nacional Máximo Kirchner habló del caso Maldonado, dudó sobre el informe de los peritos sobre el fallecimiento del artesano y dijo que al macrismo se le estaba "yendo la mano".

"El gobierno está festejando que presuntamente Santiago Maldonado se ahogó. Esa insensibilidad que sale de la Casa Rosada que piensa que una persona se puede ahogar en un río con un metro de profundidad. Le están tomando el pelo a la gente. Se les está yendo la mano, con la vida no se juega. Se respeta. La vida de los argentinos tiene valor, una vida es una vida, piense como piense, sea de donde sea, profese la religión que profese es una vida", dijo.

Por su parte, Leandro Santoro, uno de los dirigentes de confianza de Fernández y legislador porteño, había apuntado al Gobierno por la desaparición del joven. "Soy Leandro Santoro y le quiero preguntar a la Gendarmería Nacional y al Gobierno Argentino donde carajo está Santiago Maldonado", había escrito en Twitter. "Probablemente lo agarró Gendarmería, probablemente lo mataron y probablemente lo ocultaron", decía, en tanto, en una encendida discusión con Francisco Quintana en Canal 9.

Ayer, en cambio, Santoro aseguró que la oposición debería disculparse públicamente por insinuar un rol del Estado en la muerte de Gutiérrez. "Que los presidentes de los tres partidos más destacados de la oposición firmen un documento que insinúa la complicidad del gobierno nacional con un homicidio, es de una gravedad institucional enorme. La irresponsabilidad de sus dichos amerita -de mínima- una disculpa pública", publicó en Twitter.

Otros sectores muy cercanos al kirchnerismo, como Abuelas de Plaza de Mayo, habían reclamado que Macri y su administración diera respuestas ante la Justicia por la desaparición del joven. "Desde el Presidente para abajo, tienen que rendir cuentas a la historia, pero primero a la Justicia. (...) [El caso Maldonado] es una muerte desde el Estado y en democracia", había dicho la presidenta de la agrupación, Estela de Carlotto.

Nuestro objetivo es crear una comunidad segura y respetuosa de cada uno de sus miembros. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad y mientras estamos trabajando en ello, hemos suspendido temporalmente los comentarios en artículos. Gracias por tu comprensión.