Así fue el caso de desaparición de Elisa Lam en el Hotel Cecil

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 22 (EL UNIVERSAL).- Hay momentos en donde la realidad supera la ficción, lamentablemente así ha sido el caso de varios crímenes sin resolver, como el de la joven canadiense Elisa Lam, quien desapareció y murió misteriosamente en Hotel Cecil y ahora se teme que suceda lo mismo con el caso de la mexicana Debanhi Escobar.

Elisa era una estudiante canadiense de 21 años que desapareció en 2013 en el Hotel Cecil, en el centro de Los Ángeles, mientras viajaba por Estados Unidos. Lo que hizo peculiar el caso y que miles de personas quedaran consternadas fue un video que compartió la Policía de Los Ángeles durante su investigación, el cual se hizo viral gracias a las redes sociales.

En el video se puede ver a Elisa en el elevador del hotel sin que las puertas se cerraran. La joven parecía estar hablando con alguien pero no había nadie más ahí, demostraba un comportamiento errático y extraño, porque sólo entraba y salía del ascensor, y sin explicación alguna se desvaneció.

Tras la denuncia de su desaparición, la policía y los investigadores estuvieron arduamente buscándola, hasta que después de 19 días, hallaron su cuerpo en una cisterna del Hotel Cecil.

Hasta el momento el caso no se ha podido resolver y no saben qué fue lo que sucedió o quien fue el responsable de arrebatarle la vida a la joven, muchos consideran que fue víctima de una actividad sobrenatural, y hasta existen teorías de conspiración.

Tal fue el impacto que el director Joe Berlinger hizo una serie sobre el caso para Netflix, debido a que la historia supero cualquier guion de terror.

La muerte de la canadiense ha empezado a ser comparada por cientos de internautas con el caso de la joven mexicana Debanhi Escobar quien desapareció después de que el pasado 8 de abril asistió a una fiesta en la colonia Nueva Castilla en el municipio de Escobedo, Nuevo León junto con tres de sus amigas: Ivonne, Alejandra y Jessari.

Según las declaraciones, Debanhi salió sola del lugar la madrugada del 9 de abril, sus amigas se marcaron antes y le mandaron un taxista de confianza que trabaja en la plataforma Didi, quien hizo el viaje fuera de la aplicación.

Debido a una discusión con el hombre que la llevaba en su carro, provocó que ella se bajara en un lugar desolado de Nuevo Laredo, él le tomó una foto con su celular y se la mandó a sus amigas, quienes habían pedido el servicio.

La publicación de esta foto fue hecha en una cuenta de Instagram creada por familiares de la desaparecida para ayudar a dar con su paradero.

"Sí ES REAL, fue la última vez que se le vio a Debanhi, nosotros contamos con esta foto desde la mañana del 9 de abril. Debanhi el día 8 de abril acudió a una Quinta cerca de la PGR, junto con 2 amigas, las cuales se regresaron a su casa sin llevarse a Debanhi, es decir, la dejaron sola en la quinta", dice la publicación.

La foto dio la vuelta al mundo gracias a las redes sociales, empezaron las especulaciones, las teorías, así como en el caso Elisa y desafortunadamente sin saber lo ocurrido su cuerpo fue hallado en una cisterna del motel Nueva Castilla.

Mario Escobar está seguro que el cuerpo que se encontró en la cisterna abandonada a metros del motel Nueva Castilla, en el municipio de Escobedo, Nuevo León, es el Debanhi Susana Escobar.

"¡Por creer en la fiscalía, pido perdón a mi familia, fueron muchos días y la fiscalía no hizo su trabajo correctamente", declaró Mario Escobar tras reconocer la ropa y calzado que vestía su hija el pasado 9 de abril, en el cuerpo hallado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.