Caso D’Alessio: un dictamen hace tambalear la causa de espionaje en el juzgado de Dolores

·4  min de lectura
DAlessio fue detenido por orden del juez de Dolores Alejos Ramos Padilla
DAlessio fue detenido por orden del juez de Dolores Alejos Ramos Padilla

Un dictamen del fiscal ante la Cámara Federal de Mar del Plata, Juan Manuel Pettigiani, hace tambalear el caso del supuesto espía Marcelo D’Alessio en el juzgado federal de Dolores y amenaza con declarar nulos los procesamientos dictados en el expediente, incluidos el del falso abogado y el del fiscal federal Carlos Stornelli.

Pettigiani apoyó el pedido del abogado de D’Alessio, Claudio Fogar, para anular la incorporación al caso del contenido de los celulares de D’Alessio, porque entendió que el falso abogado fue compelido en 2019 a entregar las claves de ese aparato bajo amenazas, lo que permitió desbloquearlo.

Las cinco claves del caso D'Alessio

Ahora serán los jueces de la Cámara Federal de Mar del Plata, Alejandro Tazza y Eduardo Jiménez, quienes deberán decidir si admiten el pedido de nulidad, avalado por el fiscal, o si por el contrario lo rechazan y todo sigue su curso. Si anulan el peritaje realizado en los comienzos del expediente en 2019, la medida puede determinar la nulidad de otras decisiones posteriores tomadas en el caso.

Carlos Stornelli
Carlos Stornelli


El procesamiento del fiscal Carlos Stornelli podría ser declarado nulo

El fiscal Pettigiani entendió que D’Alessio fue trasladado a una sede de la Prefectura Naval sin avisar adecuadamente a su defensor y que el entonces juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla (que ahora ocupa el estratégico juzgado federal con competencia electoral de La Plata) autorizó a “hacer uso de la fuerza indispensable” para que el acusado abriera su celular y permitiera acceder a su información, que es el corazón de la prueba en este caso.

En su dictamen, el fiscal recordó que hubo dos momentos en cuanto a los teléfonos de D’Alessio: uno, el 6 de febrero de 2019, cuando lo allanaron; y otro el 21 de febrero de ese año. En el primer momento, el juez Ramos Padilla había dispuesto que en presencia de su abogado se le preguntara a D’Alessio si iba a entregar las claves e informarle que estaba en su derecho el no hacerlo. Pero en un segundo momento, a partir del 15 de febrero, cuando D’Alessio quedó preso y se secuestró otro celular, otra fue la actitud del juzgado.

Ramos Padilla es resistido por la oposición porque lo identifican con el kirchnerismo
Ramos Padilla es resistido por la oposición porque lo identifican con el kirchnerismo


La defensa de D'Alessio advirtió que no fue notificada cuando se ordenó abrir uno de los celulares del falso abogado

Según el dictamen, D’Alessio fue citado a declarar, pero pidió suspender la audiencia porque dijo no estaba bien y temía por su vida. El juez dispuso realizar un peritaje sobre sus teléfonos el martes 21 de febrero, pero la notificación a su abogado Folgar se ejecutó el día 22, con lo que D’Alessio fue nuevamente trasladado, pero sin la presencia de su defensor, que no estaba anoticiado de la medida.

Para entonces ya había declarado un perito que dijo que, sin las claves, la única manera de desbloquear los celulares del falso abogado era mediante un trabajo que realizaba una firma internacional, a un costo de 6000 dólares por peritaje.

El 21 de febrero, día del peritaje, el juez ordenó el traslado de D’Alessio y al mediodía autorizó a hacer uso de la “fuerza mínima indispensable” para obtener su huella dactilar sobre el sensor del celular, para desbloquearlo, o mediante la lectura de su rostro. A las 14, D’Alessio había entregado “voluntariamente” las claves.

Hasta el fiscal de instrucción se quejó de que no hubieran notificado adecuadamente al defensor, ni por teléfono, ni por mail. El abogado tuvo conocimiento de lo sucedido al día siguiente, el 22 de febrero. El fiscal Pettigiani en su dictamen dijo que se buscó que el abogado no estuviera presente para que no se pudiera oponer a la entrega de las claves del celular. D’Alessio –mediante un familiar– presentó incluso un hábeas corpus denunciando que el secretario lo amenazó con que si no colaboraba con las claves “se procedería en su contra por la fuerza”.

El fiscal Pettigiani dijo que no hubo una libre voluntad de D’Alessio al entregar esas claves y que por eso se lo obligó a declarar en su contra y se violaron sus derechos constitucionales.

Galit Ronen, embajadora de Israel: “Estamos decepcionados por el voto argentino en la ONU”

Con abundante cita de jurisprudencia, el fiscal de Mar del Plata presentó su caso y ahora el futuro de la causa está en manos de la Cámara Federal de esa jurisdicción. Los camaristas debían resolver acerca de si confirmaban o no una ampliación del procesamiento del fiscal Stornelli, pero el fiscal Pettigiani pidió que primero se resolviera esta nulidad. Esto es así porque este fallo puede tener consecuencias sobre todo el expediente desde el principio de la investigación, cuando el empresario Pedro Etchebest denunció que fue extorsionado por D’Alessio, con la colaboración de Stornelli.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.