El caso del aborto de la salvadoreña Beatriz vuelve a la Corte IDH

·2  min de lectura

Washington, 11 ene (EFE).- El aborto en El Salvador ha vuelto a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), con sede en Costa Rica, de la mano del caso de Beatriz, una joven a quien en 2013 se le impidió interrumpir su embarazo.

Así lo informó este martes la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que presentó el caso de Beatriz el pasado 5 de enero ante esta corte.

La CIDH explicó que esta causa se refiere a "la responsabilidad internacional del Estado por las violaciones a los derechos de Beatriz y su familia debido a la prohibición absoluta de la interrupción voluntaria del embarazo".

El organismo detalló que esa prohibición se produjo ante una situación de riesgo grave a la vida, la salud e integridad personal, y de inviabilidad del feto fuera del útero.

En 2013 Beatriz, una joven que vivía en situación de extrema pobreza, halló que estaba embarazada de once semanas y su condición fue declarada de alto riesgo dado que padecía una enfermedad grave, según los datos de que dispone la CIDH.

Posteriormente se diagnosticó que el feto era anencefálico, es decir incompatible con la vida extrauterina, y que si el embarazo avanzaba existía la probabilidad de muerte materna.

Ante esta situación la joven salvadoreña recurrió a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de su país, que le denegó el aborto. Posteriormente tuvo que ser hospitalizada en San Salvador desde abril de 2013 y dio a luz a una niña mediante una operación cesárea el 3 de junio de ese mismo año.

Sin embargo, la bebé murió horas después porque no tenía cerebro, una de las causas por las que su madre había pedido interrumpir el embarazo, además de sus propias enfermedades (padecía lupus).

El 28 de mayo de 2013, la Sala de lo Constitucional de la CSJ le denegó a la mujer su petición de abortar, presentada el 11 de abril de 2013, y el 29 de mayo la CorteIDH dictó medidas provisionales a su favor, pero tampoco logró su objetivo.

La joven falleció en octubre de 2017 a consecuencia de las complicaciones de su estado de salud tras sufrir un accidente de moto en el momento en que era llevada a una consulta médica.

En noviembre pasado, la CorteIDH condenó a El Salvador por la detención y posterior muerte de Manuela, una mujer que sufrió una emergencia obstétrica y que fue encarcelada por abortar, al declararlo responsable internacionalmente de violaciones a la libertad personal, las garantías judiciales, igualdad ante la ley, el derecho a la vida.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.