Casado rompe con Vox y noquea a Abascal con un 'KO' técnico

Asier Martiarena
·4  min de lectura
El líder del PP, Pablo Casado, ha arrancado aplausos de diputados ajenos a su partido. (Photo by Pablo Blazquez Dominguez - Pool /Getty Images)
El líder del PP, Pablo Casado, ha arrancado aplausos de diputados ajenos a su partido. (Photo by Pablo Blazquez Dominguez - Pool /Getty Images)

Pablo Casado ha tardado dos años en elegir si quería ser el líder de un PP escorado a la derecha como el de las elecciones en Euskadi, o de un PP moderado de las elecciones gallegas. El extremista que bloquea cualquier tipo de renovación de las instituciones o el del sentido de Estado que se atañe al juego democrático. Dos años largos de volantazos que hoy, por fin, parecen haber terminado. Porque Pablo Casado se ha hartado de seguir la estela de Vox y ha roto el cordón umbilical entre ambas formaciones que tanto le estaba debilitando a los populares situándose en el centro político y en la moderación tras romper con Vox.

Y lo ha hecho a base de un discurso duro, directo y doloroso para los oídos de los miembros de la extrema derecha de Vox. Cómo será la cosa que el líder del PP se ha ganado los aplausos de algunos diputados ajenos al PP. Hasta la portavoz socialista, Adriana Lastra, le ha felicitado desde la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados. Incluso Ana Oramas, de (Coalición Canaria), ha anunciado una apertura de miras al señalar que "El señor Casado se ha convertido en la alternativa. Hoy ha estado a la altura de un líder". En Vox no sabían ya dónde meterse ante el rapapolvo.

Porque la moción de censura presentada por el partido de Santiago Abascal ha escenificado la soledad de la extrema derecha en España a quien ninguno de sus socios en Andalucía -PP o Cs- está dispuesto a hacerle el caldo gordo a estas alturas de la crispación. El propio Casado se lo ha recordado al señalar que "No somos como ustedes, somos la España tranquila. No vamos a ser rehenes de lo que diga Vox", ha zanjado, ante una sonora ovación en su bancada. Aunque ha habido muchos más dardos dirigidos a los Abascal, Espinosa de los Monteros y Ortega Smith:

  • "Es la hora de poner las cartas boca arriba, hasta aquí hemos llegado".

  • "En política, lo que no es posible, es falso", como dijo Antonio Cánovas.

  • "Ustedes no han hecho nada" para evitar las medidas más polémicas de Pedro Sánchez.

  • "Vox ofrece a la izquierda una garantía de victoria perpetua", por la "fragmentación electoral".

  • "Es el socio en la sombra de este Gobierno, al que hoy ha regalado esta victoria.

  • "Ha quedado claro: a usted no le gusta el PP y a nosotros usted tampoco".

  • "El PP les molesta en el centro", porque lo suyo es "puro populismo".

  • "Usted pasará, pero el PP seguirá aquí, construyendo un país mejor para todos.

  • Esta moción "es una mentira más de Vox para que Sánchez siga en La Moncloa".

  • Para Casado, ahora Vox es "populismo antiliberal", y se mueve "cabalgando un ejército de trols en las redes a lomos de Bannon" desde las que insulta al PP.

  • “Entre la nación de naciones y la España grande y libre hay un espacio intermedio donde estamos 47 millones de españoles hartos de la polarización en la que ustedes echan esporas”.

  • “Nosotros defendemos una España unida y diversa. Hay uno de ustedes que no la quiere unida, el otro no la quiere diversa”.

  • E incluso ha reducido el protagonismo que Vox se otorga a sí mismo al recordarles que "PP, Cs y Vox no gobiernan juntos, sino que Vox apoyó investiduras de candidatos del PP porque la alternativa era el PSOE".

  • “Abascal, usted no está capacitado para presidir España”.

El frente democrático ha marcado un cordón de seguridad alrededor de VOX, más solo que nunca en el Congreso de los Diputados. Las caras de las señorías de extrema derecha eran un poema. En parte por el bajísimo nivel del discurso y de los argumentos de un Santiago Abascal que es uno de los peores oradores de la Cámara Baja. Tanto que ha llegado a quedarse sin palabras. Y en su réplica apenas ha podido decir a Casado que "no se esperaba" esta intervención.

EN VÍDEO | Sánchez y Abascal se acusan de fomentar una España "de odio"

Más historias que te pueden interesar: