El Gobierno admitió que las negociaciones con el FMI aún están lejos de un final y que el organismo reclama un “ajuste del gasto real”

·5  min de lectura
El ministro de economía, Martín Guzmán, y el presidente Alberto Fernández esta tarde en la Casa Rosada.
Fabián Marelli

El Gobierno explicó que la principal diferencia con el Fondo Monetario Internacional (FMI) está centralizada sobre el peso del ajuste que la Argentina propuso y que hasta ahora el organismo multilateral de crédito no convalidó. “Lo que piden es un programa de ajuste del gasto real versus tener un programa que le dé continuidad a esta recuperación de la economía”, graficó el ministro de Economía, Martín Guzmán.

En palabras del titular del Palacio de Hacienda, “el sendero fiscal es el punto donde no hay acuerdo” con el Fondo. Si bien el presidente Alberto Fernández se mostró optimista sobre las conversaciones con el FMI, dejó en claro cuál es el límite para su administración. “Para nosotros ajustar la economía es achicarla, dejar de crecer y hacer más difícil las obligaciones que tenemos con los acreedores externos. Por lo tanto, la palabra ajuste está desterrada de la discusión, para nosotros el secreto es crecer”, dijo el jefe del Estado.

Ante gobernadores, vicegobernadores y funcionarios de 23 distritos –solo estuvo ausente la Ciudad de Buenos Aires–, Guzmán aclaró que si el gobierno nacional aplica las recetas que el organismo que lidera la búlgara Kristalina Georgieva intenta imponer hay una “alta probabilidad” de que se detenga el crecimiento.

El presidente Fernández saluda antes de la presentación de Guzmán.
Fabián Marelli


El presidente Fernández saluda antes de la presentación de Guzmán. (Fabián Marelli/)

En el encuentro, con el que el Presidente buscó escenificar un respaldo interno a la negociación, Guzmán brindó detalles sobre el estado de situación de las conversaciones. “Buscamos bajar el déficit, pero poder al mismo tiempo jugar un rol contracíclico que apuntale la recuperación”, se sinceró el responsable de Economía. Y agregó: “Este es un primer paso, va a llevar años solucionar la deuda con FMI”.

Durante su exposición, que duró 55 minutos, Guzmán contó que entre 2020 y 2021 “ha habido una reducción muy fuerte del déficit de una forma virtuosa desde la base de la recuperación económica y del empleo, que genera más recaudación”.

En un formato inédito, el Presidente autorizó la transmisión de todo el acto. En total fueron casi tres horas de explicaciones y preguntas de algunos gobernadores que deslizaron diferencias con el Gobierno y criticaron con dureza a la administración de Mauricio Macri. (Ver aparte)

Tanto Guzmán como Fernández hicieron hincapié en la necesidad de estar “alineados como Estado Nación”. ”Es una negociación de toda la República Argentina. Nos ponemos la camiseta de la Argentina. Cada quien define qué camiseta tiene puesta”, sostuvo el ministro en un mensaje por elevación para los gobernadores de Juntos por el Cambio, con quien se reuniría la próxima semana.

El presidente Alberto Fernández hizo una introducción antes de la presentación de Guzmán.
Fabián Marelli


El presidente Alberto Fernández hizo una introducción antes de la presentación de Guzmán. (Fabián Marelli/)

En el Museo del Bicentenario, el ministro repitió que aún falta conseguir el apoyo de algunas naciones con voz y voto dentro del directorio del organismo multilateral de crédito. Como adelantó LA NACION, el principal escollo lo presenta Estados Unidos, que reclama un “sinceramiento” de los números del plan económico para apoyar un acuerdo.

“Se ha venido negociando detalle por detalle, punto por punto. Junto al Presidente visitamos países, hablamos con líderes del mundo. En algunos aspectos los apoyos son plenos y otros son apoyos de parte de la comunidad internacional y no de toda la comunidad. Esa es la razón por la cual aún no hay acuerdo en este punto medular que es el tema fiscal”, reconoció Guzmán.

Mientras avanza el calendario para llegar a marzo, vencimiento que se impuso el Gobierno para llegar a un entendimiento con el FMI, el Presidente expresó que la firma del acuerdo representará “un primer paso” dentro de un largo proceso de negociación que durará años sobre la deuda que la Argentina tiene que refinanciar por 45.000 millones de dólares que tomó el anterior gobierno. Solo este año el Estado nacional tiene por delante pagos por u$s19.000 millones.

Según la hoja de ruta que especificó Guzmán, “el segundo criterio de desempeño tiene que ver con las reservas internacionales”. En este punto, según expresó, hay entendimiento: “Entendemos que es importante que haya un crecimiento de las reservas nacionales que nos permitirá construir una estabilidad económica duradera. Son rangos, pero un sendero que esté en 3 y 4 mil millones de dólares por año y si puede ser más mejor y si es menos en un escenario contingente es razonable”.

El ministro de economía, Martín Guzmán, brinda detalles de la negociación con el FMI junto al presidente Alberto Fernández y gobernadores
Fabián Marelli


El ministro de economía, Martín Guzmán, brinda detalles de la negociación con el FMI junto al presidente Alberto Fernández y gobernadores (Fabián Marelli/)

Sobre el financiamiento monetario del déficit fiscal, Guzmán aclaró que “está atado al resultado fiscal”. Es por eso que desde el gobierno nacional plantearon que “haya reducción que converja a que no haya financiamiento monetario sistemático del Banco Central al Tesoro”. Siempre, según manifestó, con la mirada en que el Estado “tenga un rol que ayude a que la economía”.

En este punto, el ministro explicó que la Argentina “necesita poder refinanciar esas deudas, tener la capacidad de seguir adelante con nuestra visión de programación económica sin tener condicionamiento de los pagos al FMI ni las políticas”.

En la presentación, Guzmán dio detalles de cada paso que dio el gobierno argentino, entre ellos la carta de intención, memorándum de políticas y financieras y el memorándum técnico de entendimiento. Esto, según dijo, “es lo que se transformará en el plan Plurianual que el gobierno enviará al Congreso”.

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, durante su intervención.
Fabián Marelli


El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, durante su intervención. (Fabián Marelli/)

Asistieron al encuentro los gobernadores de Buenos Aires, Axel Kicillof; Catamarca, Raúl Jalil; Chaco, Jorge Capitanich; Entre Ríos, Gustavo Bordet; Formosa, Gildo Insfrán; La Pampa, Sergio Ziliotto; La Rioja, Ricardo Quintela; Misiones, Oscar Herrera Ahuad; Neuquén, Omar Gutiérrez; Río Negro, Arabela Carreras; Santa Fe, Omar Perotti; Tierra del Fuego, Gustavo Melella; Tucumán, Osvaldo Jaldo. Los de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, Santiago del Estero, Gerardo Zamora, y Santa Cruz, Alicia Kirchner, estuvieron presentes mediante videoconferencia.

La gobernadora de Río Negro, Arabella Carreras, en el momento de su discurso.
Fabián Marelli


La gobernadora de Río Negro, Arabella Carreras, en el momento de su discurso. (Fabián Marelli/)

También dijeron presente por Chubut, el ministro de Economía y Crédito, Oscar Antonena; Córdoba, el presidente provisorio de la Legislatura, Oscar González; Corrientes, el vicegobernador, Pedro Braillard Poccard; Jujuy, el vicegobernador, Carlos Haquim; Mendoza, el ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié; Salta, el vicegobernador, Antonio Marocco; San Juan, el vicegobernador Roberto Gattoni; y Santa Cruz, el vicegobernador, Eugenio Quiroga.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.