Se casa un mes después de perder las dos piernas por una mina del ejército ruso y comparte el vídeo en redes

Entre la oscuridad provocada por la guerra de Rusia en Ucrania, siempre hay un ápice de luz gracias a historias como la siguiente. Una pareja de novios decide casarse sin importar la reciente lesión que una mina rusa le provocó a una de las partes. La novia, una enfermera de la ciudad de Lysychansk, no pudo salvar sus piernas al explotarle por accidente un artefacto ruso en el mes de marzo. A pesar de que el hombre no resultó herido, Oksana, que así se llama la joven de 23 años, perdió en aquel momento sus extremidades inferiores y cuatro dedos de la mano izquierda.

Todo ocurrió muy rápido. Transitaban por un camino familiar cuando ella se giró para advertir a Víctor, su reciente esposo, del peligro inminente que estaban corriendo, segundos antes de que explotara una mina bajo sus pies. Un duro golpe de la vida que, sin embargo, no les ha eclipsado este feliz día.

La pareja decidió tomar sus votos en un hospital de Leópolis, muy cerca de la frontera polaca, donde la mujer se prepara para una cirugía protésica de piernas. Una ceremonia muy especial, que contó con los allegados más cercanos y en la que no faltó un solo detalle. Los recién casados pudieron disfrutar incluso del baile nupcial, un momento muy emotivo en donde él sostuvo a la novia por los aires mientras los allí presentes se deshacían en aplausos.

El momento fue capturado por el teléfono móvil de un voluntario del hospital donde se encuentra ingresada Oksana. La joven pasó por cuatro operaciones antes de ser evacuada a Dnipro, donde sanó sus heridas y preparó sus extremidades para las prótesis. Hace una semana, la pareja y sus dos hijos llegaban a Leópolis en un tren de evacuación. Eran ya seis los años que habían retrasado la boda, pero tras el incidente decidieron que “la vida no debe posponerse”, según sus propias palabras.

Tenían tanta prisa de pasar por el altar que compraron sus alianzas en esta ciudad y encontraron a Oksana un vestido apropiado para el enlace, que en vez de en una iglesia o juzgado, se celebró en la sala del centro quirúrgico. Esta no es la única pareja que decide dejarse llevar por la fuerza del amor en medio de la guerra. A principios de marzo, otra pareja que llevaba 22 años juntos decidió formalizar su relación casándose en la línea defensiva cercana a Kiev.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.