La casa de Joseph Goebbels en Berlín será convertida en una comunidad artística

·2  min de lectura
La casa de fin de semana que tenía Goebbels en Bogensee
La casa de fin de semana que tenía Goebbels en Bogensee

Una enorme casa de campo abandonada en las afueras de Berlín, que perteneció al ministro de propaganda nazi, Joseph Goebbels, tendría un nuevo destino. En lugar de demolerla, tal como habían planteado algunos políticos alemanes, la idea ahora es convertirla en una comunidad para artistas y para personas desfavorecidas. Además contará con un museo de la tolerancia según informó la revista de arte mensual con sede en Londres, The Art Newspaper.

El día en que 20.000 nazis cantaron el himno nacional argentino en el Luna Park

El terreno, ubicado en Bogensee, ubicado a unos 25 kilómetros del centro de Berlín, fue un regalo de Hitler a Goebbels en 1936. Allí, el aterrador ministro construyó un extenso complejo de setenta habitaciones con un cine privado, un búnker y un cuartel de la SS.

Los historiadores afirman que la propiedad es el lugar donde Goebbels tuvo varias aventuras extramatrimoniales, incluida una con la gran estrella de cine checa de la época, llamada Lida Baarova. Todo esto sucedió antes de que el ministro nazi mudara allí a su familia.

Mengele, el nazi que torturaba niños, escapó a Buenos Aires y vivió impune hasta su muerte

Es, además, la casa donde Goebbels, una vez perdida la Segunda Guerra Mundial, envenenó a sus seis hijos, le disparó a su esposa y se suicidó antes de quedar en manos de sus enemigos. El complejo cayó bajo el control de Alemania Oriental, en manos de los rusos. Fue transformado en un colegio que funcionó durante la mayor parte de la Guerra Fría.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Cuando Alemania se reunificó, el lugar cayó en desuso y resultó muy difícil de vender debido a su aterradora historia y a los altos costos de mantenimiento.

Casas abandonadas: el destino de las misteriosas viviendas de la Ciudad

La municipalidad de Berlín se encuentra en diálogo con el grupo cooperativo sin fines de lucro LKC –Life & Creativity Bongensee Campus, que propone convertir el complejo es un modelo de eco-aldea que cuente con un museo de la tolerancia, un teatro, talleres artesanales, un restaurante vegano, un supermercado sin fines de lucro y un centro de salud homeopático.

La mansión embrujada más famosa de Gales, en peligro: podría ser demolida

Junto con estas iniciativas, se transformará el resto de la propiedad en un centro de convivencia para alrededor de 250 personas, con prioridad para los desfavorecidos, como los inmigrantes y las personas con discapacidades. El grupo planea financiar el proyecto a través de una combinación de crowdfunding y fondos privados.

Según un informe publicado por el Daily Mail del Reino Unido, ya están en conversaciones con una empresa local de energía renovable, Barnim Energie, sobre el apoyo a los planes.