Se casa con su hijastro y la critican por subir una foto de cuando lo crió

LA NACION

Durante 10 años, Marina Balmasheva estuvo casada con Alexey, un hombre 10 años mayor que ella. Esa relación terminó en un divorcio, pero esta influencer rusa de 35 años rehizo su vida junto a Vladimir, el hijo de su ex que tiene 20 años.

Según publica el medio británico Daily Mirror, una reciente publicación en su cuenta de Instagram despertó críticas de todo tipo. Balmasheva posteó una foto que retrata un "antes y después" en su vida: a la izquierda de la imagen se puede ver una foto cuando Vladimir era apenas un niño de siete años y estaba a su cuidado, a la derecha, el noviazgo que mantienen las mismas personas 13 años después.

Las reacciones entre sus 420.000 seguidores no se hicieron esperar. Hubo quienes opinaron que tener una relación con un niño al que ayudó a criar es inmoral y otro hicieron muchos comentarios negativos.

Pero las críticas no hacen mella a la relación que mantienen. Balmasheva asegura que quiere tener hijos con Vladimir, con quien está organizando su boda. "Uno nunca sabe las vueltas que dará la vida ni cuando vas a conocer a una persona que te haga sonreír. Sé que muchos van a juzgarnos, otros nos acompañarán. Somos felices y deseamos los mismo para todos ustedes", concluye.