Así es la casa de García Luna valuada en 9 millones de pesos

·5  min de lectura

CUERNAVACA, Mor., diciembre 24 (EL UNIVERSAL).- En la privada Amate del fraccionamiento Pedregal de las Fuentes, en Jiutepec, Morelos, todos sabían que el residente de la casa blanca, con una barrera de arboles, era del exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna.

Así lo demostraba el convoy de camionetas blindadas y la fila de escoltas que se desperdigaban por todo el fraccionamiento para allanar el camino a la unidad que transportaba al jefe policiaco.

Sus vecinos, que piden el anonimato, recuerdan que desde 2006 cuando García Luna compró la propiedad la privada tuvo una transformación de 180 grados, porque el secretario colocó altas rejas, ordenó construir una caseta de vigilancia y de pronto esa fila de casas, erigidas en la privada Amate, elevaron su plusvalía.

Valuadores de la zona afirman que actualmente el valor del metro cuadrado en esa zona es de unos 2 mil pesos, pero la construcción puede subir hasta 2,500 pesos.

Así la casa registrada a nombre de García Luna tiene un valor aproximado de 9 millones de pesos, considerando que el predio supera los 3.5 millones de pesos y la construcción unos 5.5 millones de pesos.

De acuerdo con fuentes cercanas a la investigación de la FGR, sus datos cotejados en el Registro Público de la Propiedad y Comercio de Morelos (RPPyC) arrojaron que el exsecretario de Seguridad compró los lotes 11-C, 12, 12-C y 13, todos de la manzana 22 de la calle Amate, pero sólo pudieron asegurar dos lotes donde se erige la mayor parte de la casa que habitó García Luna y su familia. El resto de los lotes fueron vendidos antes de la investigación de la FGR.

En un comunicado, la dependencia federal informó que el aseguramiento de la casa, junto con otros bienes en las alcaldías de Tlalpan y Xochimilco, en la Ciudad de México, se debe a la presunción de que son probables productos del delito de enriquecimiento ilícito.

Lo anterior, precisó la FGR, derivado de la orden de aprehensión otorgada el 27 de noviembre de 2020, por el Juez de distrito especializado en el sistema penal acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal en la Ciudad de México, con sede en el Reclusorio Norte, por el delito citado en contra de Genaro García Luna.

La casa blanca de Genaro. La investigación de la FGR llevó alrededor de seis meses y al cortejar los datos aportados por el RPPyC de Morelos concentraron su trabajo en la casa blanca de García Luna, situada detrás de la gasolinera de la colonia Huachiles, pero también surgió otra casa registrada a su nombre en el lote 10, manzana A del fraccionamiento Rincón de las Delicias, de la segunda privada de Diana, sin número, en el municipio de Cuernavaca.

Es una casa con una superficie de 160 metros cuadrados, de acuerdo con el registro 142, foja 283, que García Luna vendió a su hermana Luz María García Luna en 880 mil 800 pesos en agosto de 2009.

La propiedad fue gravada en febrero de 2006 por un crédito que realizó García Luna con Metrofinanciera S.A DE C.V. por 485 mil 147.52 pesos a pagar en un plazo de 30 años. El exmando policiaco requirió menos de tres años para cubrir el crédito y el día que vendió la casa a su hermana también liquidó la deuda. Todo quedó registrado en la Notaria 2 de Cuernavaca.

Pero la privada de Amate fue el sitio que eligió García Luna para construir su morada y para ello adquirió cuatro terrenos que sumaron 2,060 metros cuadrados en el fraccionamiento habitacional Pedregal de las Fuentes, del municipio de Jiutepec, oriente del estado.

En el Registro Público de la Propiedad y del Comercio de Morelos hay expedientes catastrales que demuestran la adquisición de los predios y casas, sus gravámenes y los traslativos de dominio.

Sus casas. Para vivir con su familia, García Luna eligió el fraccionamiento Pedregal de las Fuentes y lo primero que hizo fue cerrar la calle con altas barras de hierro, luego colocó cámaras de video en la entrada y pagó la construcción de una caseta de vigilancia.

Una vez que se fue del lugar, en 2009, los residentes mantienen la reja, las cámaras de video, pero nadie cuida la caseta de vigilancia.

En ese fraccionamiento del municipio de Jiutepec, situado a unos 50 metros de la carretera federal Cuernavaca-Cuautla, oriente del estado, compró los lotes 11-C, 12, 12-C y 13, todos de la manzana 22 de la calle Amate.

La primera propiedad, de 281.87 metros cuadrados, la vendió en noviembre de 2009 a María de Lourdes Ramírez Rodríguez por 410,000 pesos, según los antecedentes registrados en la notaria 5 de Cuernavaca de Patricia Mariscal Vega.

Otro lote con número 12 con una superficie de 800 metros, también registrado a su nombre, tenía un aviso de gravamen en abril de 2009 por 4 millones 198 mil 670.39 pesos por un crédito con el banco Inbursa. En mayo de 2013, Genaro García liquidó todo y canceló el gravamen.

En el registro 8, foja 15, libro 473 se da cuenta del lote de 13 del mismo fraccionamiento habitacional con una superficie de 800 metros cuadrados, el cual fue adquirido por García Luna en 180 mil pesos.

El cuarto lote comprado por García Luna fue el terreno número 12-C con las construcciones e instalaciones en el existente en una superficie de 179 metros.

El 18 de noviembre de 2009 ante la notaria 5, Genaro García Luna trasmitió el inmueble descrito a María de Lourdes Ramírez Rodríguez por 590 mil pesos.