"La Casa del Dragón": la verdad sobre el libro enviado a Rhaenyra

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 30 (EL UNIVERSAL).- La primera temporada de "La casa del dragón” ("House of the Dragon") finalizó el pasado domingo 23 de octubre de 2022, con el episodio titulado "La Reina Negra" ("The Black Queen"). El capítulo fue un conjunto de escenas con momentos cruciales para marcan la trama futura de un poco de lo que se vio e "Game of Thrones". El sufrido parto de Visenya Targaryen, la cruel muerte de Lucerys Velaryon y el recuerdo de una antigua amistad en buenos términos a través de la hoja de un libro, fueron algunos momentos que quedaron con incógnitas para algunos televidentes de la serie de HBO. Luego de la coronación de Rhaenyra Targaryen, la monarca se reúne con sus apoyos en Rocadragón (Dragonstone) y allí es Ser Erryk Cargyll quien le informa de un visitante inesperado.

Rhaenyra arriba montando su dragón Syrax y allí la Mano del Rey menciona que trae un mensaje de Alicent Hightower, a favor de la coronación, con la condición de que acepten a Aegon II Targaryen como monarca. Daemon se ríe y se niega, y seguidamente la reina llama traidor a Otto.

Es justo en esta parte cuando el visitante inesperado le entrega a Rhaenyra, la página de un libro. Otto menciona que es un recuerdo de la amistad que tuvieron ella y su hija cuando eran mucho más jóvenes. "La reina Alicent no ha olvidado el amor que alguna vez tuvieron la una por la otra. No es necesario derramar sangre, para que el reino pueda continuar en paz", expresa la Mano del Rey. La respuesta de la receptora del material es decir que lo pensará.

¿Qué significa la página del libro que envió Alicent?

La hoja entregada por Otto a Rhaenyra es la que proviene del libro de historia que Alicent y la hija de Viserys I leyeron juntas en el primer episodio de "La Casa del Dragón". Allí se narran varias hazañas de la princesa Nymeria y es en ese momento cuando la futura esposa de Daemon arranca la página de manera enérgica, como con cierta rebeldía.

Claramente Alicent guardó el recuerdo y decidió enviárselo a su antigua amiga a través de su padre, con la intención de apaciguar las aguas y evitar el inicio de la guerra civil de los Targaryen, más conocida como la "Danza de Dragones". Este gesto se podría entender como una señal de que la viuda de Viserys I todavía siente cariño por Rhaenyra y no quiere más conflictos. Pero lo cierto es que a pesar de todas las propuestas de la hija de Otto, la grieta entre "negros y verdes" está demasiado abierta como para reparla, antes de ir a la guerra.