Casa Blanca expresa respaldo a favor de la estadidad para Washington D.C.

Graig Graziosi
·3  min de lectura
Las barras y estrellas se ciernen sobre Black Lives Matter Plaza en Washington DC, con una estrella adicional que simboliza la ambición de hacer del Distrito de Columbia el estado 51 de los EE. UU. (AFP via Getty Images)
Las barras y estrellas se ciernen sobre Black Lives Matter Plaza en Washington DC, con una estrella adicional que simboliza la ambición de hacer del Distrito de Columbia el estado 51 de los EE. UU. (AFP via Getty Images)

La Administración Biden ha expresado su apoyo a que Washington D.C. se convierta en el estado número 51 de EE. UU.

En un comunicado emitido este martes, la Casa Blanca ofreció inequívocamente su respaldo a HR 51, la Ley de Admisiones de Washington DC.

"Durante demasiado tiempo, las más de 700.000 personas de Washington DC se han visto privadas de una representación completa en el Congreso de los Estados Unidos. Este impuesto sin representación y la negación del autogobierno es una afrenta a los valores democráticos sobre los que se fundó nuestra nación", dice la declaración.

Según HR 51, Washington DC se convertiría en un estado y el gobierno federal mantendría un distrito dentro de ese estado como la sede del gobierno en los EE. UU..

La administración de Biden dijo que establecer el “Estado de Washington, Douglass Commonwealth como el estado número 51 hará que nuestra Unión sea más fuerte y más justa”.

En lugar del "Distrito de Columbia", el estado tomaría el nombre de "Douglass Commonwealth", para honrar al estadista y abolicionista Frederick Douglass, pero aún conservando su apodo de "Washington DC".

"Washington D.C. tiene una economía robusta, una cultura rica y una población diversa de estadounidenses de todos los ámbitos de la vida que tienen derecho a una participación plena e igualitaria en nuestra democracia", dijo el comunicado. "La administración espera trabajar con el Congreso a medida que la HR 51 avanza en el proceso legislativo para garantizar que cumple con las responsabilidades constitucionales del Congreso y su autoridad constitucional para admitir nuevos estados en el sindicato por medio de la legislación".

La Casa Blanca pidió al Congreso que "proporcione una transición rápida y ordenada a la condición de estado para la gente de Washington D.C.", aunque probablemente será cualquier cosa menos eso.

Leer más: Joe Biden llora en un emotivo discurso antes de dirigirse a Washington DC para el Día de la Inauguración

La estadidad es un tema perenne para los defensores que viven y pagan impuestos en el distrito.

Los demócratas generalmente apoyan la lucha por la estadidad, aparentemente debido a la injusticia de que los residentes de D.C. paguen impuestos federales pero no tengan representación en el Congreso fuera de un miembro de la Cámara sin derecho a voto, pero también porque la población del distrito es muy liberal. Hacer de D.C. un estado esencialmente asegura que los demócratas obtendrán un voto adicional en el Colegio Electoral durante las elecciones.

Del mismo modo, los republicanos se han opuesto durante mucho tiempo a la estadidad de DC, aparentemente porque tal medida traicionaría la intención de los padres fundadores y la Constitución de los Estados Unidos, pero también porque saben que D.C. sería un voto libre para los demócratas.

La HR 51 ya ha sido aprobada en la Cámara. Pasar por el Senado será mucho más difícil.

Si bien los demócratas tienen una mayoría de desempate en el Senado gracias a la vicepresidenta Kamala Harris y los éxitos electorales de los senadores estadounidenses Jon Ossoff y Raphael Warnock, el proyecto de ley aún puede, y probablemente lo hará, estar sujeto a obstrucciones por parte de los republicanos.

Para vencer al obstruccionismo, los demócratas tendrían que asegurarse 60 votos en el Senado o votar para abolir el obstruccionismo por completo.

Asegurar 60 votos requeriría que los demócratas convencieran a 10 republicanos del Senado para que respalden el proyecto de ley. Esa es una tarea difícil, como sería abolir el obstruccionismo, especialmente cuando los demócratas aún tienen que convencer a todos en su partido para que respalden la obra. Seis demócratas no copatrocinaron el proyecto de ley de estadidad de DC, incluidos los senadores Joe Manchin y Krysten Sinema, ellos también se oponen a eliminar el obstruccionismo.

Relacionados

¿Volver a Washington DC un estado? Lo que proponen los demócratas y por qué probablemente fracasará

Senado podría permitir que Washington DC se convierta en el estado número 51 de EEUU

Administración de Biden desata críticas por restringir el acceso a periodistas a las instalaciones fronterizas