La Casa Blanca presionará a funcionarios chinos sobre los desacuerdos en la primera reunión “franca” en Alaska

Chris Riotta
·3  min de lectura
<p>“La reunión también brinda una oportunidad para enfatizar cómo Estados Unidos defenderá el sistema internacional basado en reglas y un Indo-Pacífico libre y abierto”.</p> (Getty Images)

“La reunión también brinda una oportunidad para enfatizar cómo Estados Unidos defenderá el sistema internacional basado en reglas y un Indo-Pacífico libre y abierto”.

(Getty Images)

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que la administración esperaba recibir a funcionarios chinos en Alaska la próxima semana para una primera ronda de reuniones de alto nivel que incluirían una discusión "franca" sobre "desacuerdos profundos".

Si bien la secretaria de prensa señaló que la administración buscará formas de trabajar con Beijing, también dijo que planea abordar las preocupaciones sobre los desafíos que China plantea "a la seguridad y los valores de Estados Unidos" cuando se reúnan la próxima semana en Anchorage.

"Para nosotros era importante que la primera reunión de esta administración con funcionarios chinos se llevara a cabo en suelo estadounidense y después de habernos reunido y consultado estrechamente con socios y aliados en Asia y Europa", dijo Psaki durante su conferencia de prensa diaria el miércoles.

Ella agregó: “La reunión es una oportunidad para abordar una amplia gama de temas, incluidos aquellos en los que tenemos profundos desacuerdos. Tenemos la intención de discutir nuestras expectativas y seremos francos al explicar las acciones de Beijing... y nuestras preocupaciones sobre los desafíos que plantean a la seguridad y los valores de Estados Unidos y nuestros aliados y socios”.

Psaki dijo que la Casa Blanca estaba "asistiendo a estas discusiones, por supuesto, con los ojos claros" sobre las acciones recientes de Beijing, y señaló: "La reunión también brinda una oportunidad para enfatizar cómo Estados Unidos defenderá el sistema internacional basado en reglas y un Indo-Pacífico libre y abierto".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, se unirá a la reunión en Anchorage con el máximo diplomático de China, Yang Jiechi, y el consejero de Estado Wang Yi. La reunión seguirá al primer viaje de Blinken al extranjero a los aliados clave de Estados Unidos, Japón y Corea del Sur.

Leer más: China derroca a Estados Unidos como mayor socio comercial de la Unión Europea

Las dos partes discutirán "una variedad de temas", dijo el departamento en un comunicado sin dar más detalles. La embajada de China en Washington no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

La administración del presidente Joe Biden se ha comprometido a revisar elementos de las políticas de Estados Unidos hacia China, mientras las dos economías más grandes del mundo navegan por relaciones heladas que se hundieron a sus profundidades más bajas en décadas durante la administración Trump.

Biden y su homólogo chino, Xi Jinping, mantuvieron su primera llamada telefónica como líderes el mes pasado y parecían estar en desacuerdo en la mayoría de los temas, incluso cuando Xi advirtió que la confrontación sería un "desastre" para ambas naciones.

Blinken le dijo a Yang en una llamada telefónica a principios de febrero que Estados Unidos defenderá los derechos humanos y los valores democráticos en Xinjiang, Tíbet y Hong Kong.

También presionó a China para que condene el golpe militar en Myanmar y reafirmó que Washington trabajará con sus aliados para responsabilizar a China de los esfuerzos para amenazar la estabilidad del Indo-Pacífico, incluso a través del Estrecho de Taiwán.

Las conversaciones con China seguirán a una visita de Blinken y el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, a Japón y Corea del Sur la próxima semana, así como a una cumbre en línea el viernes entre Biden y los líderes de Japón, India y Australia.

Esa será la primera reunión a nivel de líderes del grupo de cuatro países, conocido como Quad, visto como parte de los esfuerzos de Estados Unidos para impulsar su diplomacia en Asia para equilibrar el creciente poder militar y económico de China.

Relacionados

Ivanka Trump “deja la política a un lado” en su primera aparición pública desde salida de la Casa Blanca

Investigación fiscal de Hunter Biden examina también negocios chinos

Biden reúne a los aliados del G7 para enfrentar los desafíos de Rusia, China y la crisis climática tras la “tensa” era de Trump