La Casa Blanca está “cada vez más” preocupada por la posibilidad de que Rusia use armas nucleares tácticas en Ucrania

El presidente ruso Vladimir Putin
El presidente ruso Vladimir Putin

WASHINGTON.- Jefes militares rusos abordaron recientemente la posibilidad de usar un arma nuclear táctica en su guerra en Ucrania, lo que tiene al gobierno estadounidense “cada vez más preocupado” de que eso suceda, sostuvo la Casa Blanca este miércoles.

Estamos cada vez más preocupados por la posibilidad a medida que han pasado estos meses”, dijo el vocero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby.

El vocero del Consejo de Seguridad Nacional de EEUU, John Kirby, habla con los periodistas en la Casa Blanca, en Washington
El vocero del Consejo de Seguridad Nacional de EEUU, John Kirby, habla con los periodistas en la Casa Blanca, en Washington

El medio estadounidense The New York Times indicó hoy que el presidente ruso, Vladimir Putin, no participó en las supuestas conversaciones entre jefes militares, y no se detectó señal alguna de preparativos, precisaron las fuentes anónimas.

Sin comentar el artículo, el vocero estadounidense afirmó que las declaraciones rusas sobre un posible uso de armas nucleares eran “muy preocupantes”.

“Nos lo tomamos muy en serio”, aunque “no tenemos indicios de que Rusia se esté preparando para usarlas”, agregó.

Por su parte, el vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, consideró “irresponsable” que los medios occidentales “inflen deliberadamente el tema de las armas nucleares”. Moscú “no tiene la menor intención de participar” en este debate, indicó.

Sin embargo, en la víspera de la noticia, el expresidente ruso y actual número dos del Consejo de Seguridad, Dmitri Medvedev, habló de nuevo de las armas nucleares.

La intención de Ucrania de recuperar todos los territorios ocupados, incluidos Crimea o el Donbass, “amenaza la existencia de nuestro Estado” y ofrece “una razón directa” para utilizar “medios de disuasión nuclear”, afirmó Medvedev.

Se cree que Rusia tiene unas 2.000 armas nucleares tácticas
Rusia posee un total de 5977 cabezas nucleares en 2022 - Créditos: @Getty Images

Frente a la resistencia ucraniana, facilitada por la ayuda militar occidental, el propio Putin mencionó la bomba atómica en un discurso el 21 de septiembre, en el que dijo que estaba dispuesto a utilizar “todos los medios” de su arsenal contra Occidente, al que acusó de querer “destruir” a Rusia.

Los expertos estiman que, de ser así, se trataría probablemente de armas nucleares tácticas, más pequeñas en carga explosiva que un arma nuclear estratégica.

El presidente estadounidense, Joe Biden, afirmó el 6 de octubre que estas amenazas constituyen un riesgo de “apocalipsis”.

Envíos encubierto

Además, este miércoles la Casa Blanca acusó a Corea del Norte proporciona de forma “encubierta” ayuda militar a Rusia al enviar “un número significativo” de proyectiles de artillería en apoyo a su invasión de Ucrania.

Kirby dijo a CNN que Estados Unidos cree que Corea del Norte está “tratando de hacer creer que se envían a países de Oriente Medio o del Norte de África”. Se negó a proporcionar una estimación específica sobre la cantidad de munición que se está enviando para reforzar el esfuerzo ruso.

Corea del Norte “está suministrando de forma encubierta” la munición a Rusia, pero “todavía estamos supervisando esto para determinar si los envíos se reciben realmente”, agregó.

En esta fotografía distribuida por el gobierno norcoreano, el líder Kim Jong Un inspecciona ejercicios militares en un lugar no revelado el 8 de octubre de 2022, en Corea del Norte
En esta fotografía distribuida por el gobierno norcoreano, el líder Kim Jong Un inspecciona ejercicios militares en un lugar no revelado el 8 de octubre de 2022, en Corea del Norte

Los envíos norcoreanos “no van a cambiar el curso de la guerra”, aseguró Kirby, citando los esfuerzos occidentales para reabastecer el ejército ucraniano.

La Casa Blanca no quiso especificar el modo de transporte ni si Estados Unidos u otro países intentarán interceptar los envíos a Rusia.

En septiembre, el régimen de Kim Jong-un negó que colaborase militarmente con Rusia, pero Kirby ha afirmado que hay pruebas que apuntan a lo contrario, con un “destino real” de las armas que en nada se parece a lo que quiere hacer ver el país asiático.

“Seguiremos vigilando si se reciben estos cargamentos”, señaló Kirby.

La implicación norcoreana se sumaría a la de Irán, que habría suministrado a Rusia principalmente drones kamikaze, utilizados por las fuerzas rusas durante la olead de ataques lanzada en las últimas semanas sobre núcleos urbanos e infraestructuras estratégica, principalmente de energía.

Agencias DPA, AFP y AP