Senado EEUU empezará a trabajar sobre alivio por COVID-19 la próxima semana: Schumer

·2  min de lectura
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, salida a sus seguidores tras asistir a misa en Washington. Enero 24, 2021. REUTERS/Erin Scott

WASHINGTON, 28 ene (Reuters) - El líder de la mayoría en el Senado estadounidense, Chuck Schumer, dijo el jueves que la próxima semana comenzarán los trabajos para acordar un robusto paquete de alivio por el COVID-19, mientras la Casa Blanca negó un plan para rebajar el proyecto y lograr una rápida aprobación en la dividida cámara.

El presidente Joe Biden ha convertido la mejora de la respuesta a la pandemia, que ha acabado con la vida de casi 430.000 personas en Estados Unidos y ha dejado a millones sin trabajo, en un gran objetivo de su primera semana en el cargo.

No obstante, los republicanos y algunos demócratas han criticado los 1,9 billones de dólares que cuesta su propuesta, que se suma a los 4 billones de dólares en ayuda aprobada por el Congreso el año pasado.

"El Senado empezará la próxima semana el proceso de estudiar un proyecto muy fuerte de alivio por el COVID", dijo Schumer, el máximo demócrata en la Cámara alta. "Necesitamos una recuperación y un rescate rápidos. Mires donde mires hay alarmas sonando", agregó, asegurando que los demócratas seguirán adelante incluso aunque los republicanos no les acompañen.

Ahora que el Senado está dividido 50-50, recelos por el tamaño del plan de Biden han generado especulaciones sobre la posibilidad de que la Casa Blanca se incline por una estrategia de dos frentes, comenzando con un proyecto de ley lo suficientemente pequeño como para obtener apoyo republicano y sortear el umbral de 60 votos para la mayoría de las leyes.

La web Politico dijo que la administración estudia un proyecto de ley que proporcionaría una ayuda de entre 600.000 millones y 800.000 millones de dólares, incluyendo fondos reducidos para la distribución de vacunas, desempleo y asistencia alimentaria, así como cheques de auxilio dirigidos a los necesitados.

No obstante, funcionarios de alto rango de la Casa Blanca rechazaron con rapidez el jueves la idea de un enfoque dividido.

"Las necesidades del pueblo estadounidense no son parciales; no podemos hacer esto por partes", tuiteó el asesor económico de la Casa Blanca, Brian Deese, quien ha estado involucrado en conversaciones con un grupo bipartidista de legisladores en el Senado y la Cámara de Representantes.

(Reporte de Richard Cowan, David Morgan y Trevor Hunnicutt; reporte adicional de Makini Brice; editado en español por Carlos Serrano)