Casa Blanca dice que los movimientos de China cerca de Taiwán son "potencialmente desestabilizadores"

·2  min de lectura

WASHINGTON, 9 abr (Reuters) - La Casa Blanca dijo el viernes que estaba vigilando de cerca el aumento de las actividades militares chinas en el Estrecho de Taiwán, y calificó las recientes acciones de Pekín como potencialmente desestabilizadoras.

"Hemos expresado claramente -en público y en privado- nuestra preocupación, nuestra creciente preocupación, por la agresión de China hacia Taiwán", dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, a los periodistas.

"Hemos visto un aumento preocupante de la actividad militar de la República Popular China en el estrecho de Taiwán, lo que creemos que es potencialmente desestabilizador", dijo, cuando se le preguntó si Washington estaba preocupado por una posible invasión china.

Taiwán, que China considera una provincia rebelde, se ha quejado en los últimos meses de las repetidas misiones de la fuerza aérea china cerca de la isla, concentradas en la parte suroeste de su zona de defensa aérea, cerca de las islas Pratas, controladas por Taiwán.

Once aviones de la fuerza aérea china entraron en la zona de identificación de defensa aérea de Taiwán el viernes, incluyendo ocho aviones de combate, dijo el ministerio de defensa de la isla.

Pekín culpó el jueves a Estados Unidos de las tensiones por Taiwán después de que un buque de guerra estadounidense navegó cerca de la isla, preguntando retóricamente si China navegaría en el golfo de México como "demostración de fuerza".

El lunes, China dijo que un grupo de portaaviones estaba haciendo ejercicios cerca de la isla, y el miércoles un buque de guerra estadounidense navegó a través del sensible estrecho de Taiwán que separa la isla de su gigantesco vecino.

Taiwán es la cuestión territorial más delicada con China y uno de los principales puntos de conflicto entre Pekín y Washington, que está obligado por la ley estadounidense a proporcionar a la isla los medios para defenderse.

China cree que Estados Unidos está confabulando con Taiwán para desafiar a Pekín y dando apoyo a quienes quieren que la isla declare su independencia formal.

(Reporte de Steve Holland, Andrea Shalal y David Brunnstrom; Editado en español por Javier López de Lérida)