Casa Blanca insiste que Biden no está evitando preguntas tras rehuir cuestionamientos sobre Afganistán

·4  min de lectura

La directora de comunicaciones de la Casa Blanca, Kate Bedingfield, ha insistido en que el presidente Joe Biden “nunca rehuye responder preguntas”, después de días de evitara la prensa sobre el caos que se está desencadenando en Afganistán.

El presidente ha recibido críticas por las imágenes desgarradoras del aeropuerto internacional Hamid Karzai, después de que Estados Unidos se apresuró a evacuar a su personal de ese país.

El ex portavoz de RNC, Douglas Heye, tuiteó: “En cierto sentido, esto es cierto. Biden no rehuye las preguntas tanto como su equipo lo protege de ellas".

A menudo se ha convencido a Biden para que responda preguntas después de compromisos públicos, a veces con demasiada frecuencia para el gusto de su personal.

Recientemente, el mandatario no ha estado tan disponible para la prensa como lo estuvo durante los primeros meses de su presidencia.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo a David Axelrod, de CNN, en mayo que el personal de comunicaciones no siempre está contento con que Biden se detenga para hablar con los reporteros que le gritan preguntas durante los eventos públicos.

"Eso no es algo que recomendamos", dijo Psaki. “De hecho, muchas veces le decimos 'no responda preguntas'”.

Pero también agregó que “va a hacer lo que quiera porque es el presidente de Estados Unidos”.

Leer más: Biden es omiso de caóticas escenas del aeropuerto de Kabul y responde que eso fue “hace cinco días” en entrevista a la defensiva para ABC

Biden hizo una entrevista con George Stephanopoulos, de ABC News, esta semana, pero ignoró las preguntas de los periodistas después de que habló a nivel nacional sobre el estado de la pandemia de COVID-19 el miércoles.

“Él acaba de hacer una entrevista completa sobre esto. Así que siempre está dispuesto a responder preguntas, y dejaré que él decida si lo hará después de sus comentarios de hoy ”, dijo Bedingfield a MSNBC.

Biden también optó por no responder preguntas después de su desafiante discurso sobre la retirada de Estados Unidos de Afganistán el lunes.

La última vez que Biden celebró una conferencia de prensa fue el 10 de agosto, después de hablar sobre la aprobación del Senado de su plan de infraestructura.

El 2 de julio, Biden dijo "Quiero hablar de cosas buenas, hombre", cuando le preguntaron sobre la situación en Afganistán.

Se le preguntó a Bedingfield sobre los comentarios de Biden el 8 de julio.

"¿Es ahora inevitable la toma de Afganistán por los talibanes?", se le preguntó a Biden el mes pasado.

“No, no lo es”, respondió. “Porque las tropas afganas tienen 300.000 integrantes bien equipados, tan bien equipados como cualquier ejército del mundo, y una fuerza aérea contra unos 75.000 talibanes. No es inevitable".

Añadió que la toma de posesión de los talibanes era "muy poco probable" y que Kabul no se hundiría en el caos.

“Estaba hablando de si esto era una posibilidad y no una inevitabilidad. Y esa es una distinción importante. Mira, obviamente, como hemos visto en todos los informes de la semana pasada, el presidente vio una amplia gama de reportes de inteligencia”, dijo Bedingfield el viernes.

“Pero escuchas del [Presidente del Estado Mayor Conjunto] general Milley, escuchas del Director [de Inteligencia Nacional] Haynes que no vieron reportes de inteligencia que sugirieran que Kabul caería dentro de 11 días. Ese no fue un escenario que se le presentó al presidente”, agregó Bedingfield.

“Entonces vio una amplia gama de reportes de inteligencia. Pero al final del día, él es el comandante en jefe y la responsabilidad recae en él. Él tomó la decisión".

El director de comunicaciones dijo que 9.000 personas han sido sacadas del país desde que fue tomado por los talibanes, y 14.000 han podido salir desde el mes pasado.

“Hemos tomado el control del aeropuerto. Los vuelos salen con regularidad. Y yo diría que eso no es algo que sucede sin planificación, no es algo que simplemente sucedió. El presidente planeó para múltiples contingencias”, declaró Bedingfield. “Y es por eso que preposicionó tropas en el Golfo para que pudieran entrar de inmediato, tomar el control del aeropuerto y establecer vuelos para sacar a la gente del país. Es la misión en la que está enfocado, sacar a todos los estadounidenses que quieran abandonar Afganistán y sacar a la gente lo más rápido posible".

Pero Clarissa Ward, de CNN, informó el viernes por la mañana que ningún vuelo estadounidense había despegado durante un lapso de ocho horas.

Bedingfield fue cuestionada por qué Estados Unidos no comenzó a evacuar a los estadounidenses y sus aliados afganos antes, previo al derrocamiento por los talibanes del gobierno afgano respaldado por Estados Unidos.

“Creo que es importante recordar que en cualquier momento en el que comenzáramos una evacuación masiva de estadounidenses y aliados afganos de Afganistán, iba a señalar el inminente colapso del gobierno afgano, iba a ser una situación caótica si sucediera cinco meses atrás, ya sea hace cinco semanas o si sucedió esta semana”, aseguró. "Así que nuestro esfuerzo fue continuar tratando de asegurarnos de que el gobierno afgano tuviera la oportunidad de continuar".

Relacionados

Amanda Gorman y otras figuras culturales piden a Biden que apoye a las mujeres afganas

Trump critica a Biden y generales por retirada de Afganistán y sugiere destruir las bases militares

ABC acusado de editar engañosamente cita en entrevista de Biden sobre Afganistán

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.