Casa Blanca desestima pregunta de Fox News sobre las pipas de crack en los kits seguros para fumar

·4  min de lectura

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, desestimó una pregunta de Jacqui Heinrich de Fox News el jueves después de que la reportera preguntara sobre un programa federal que durante mucho tiempo ha estado en el punto de mira de la derecha y diseñado para ayudar a los adictos a las drogas a evitar las muertes por sobredosis.

La corresponsal de la red de televisión por cable le preguntó a Psaki, a un día de su última conferencia de prensa en el podio de la Casa Blanca, si se habían utilizado dólares federales para financiar kits de reducción de daños distribuidos por algunas agencias sin fines de lucro que contenían pipas de crack y otra parafernalia destinada a proporcionar a los consumidores de droga herramientas estériles para el consumo de drogas.

“Dijiste en febrero que ninguna cantidad de dinero de un programa de reducción de daños de US$30 millones financiaría la distribución de pipas de crack en kits seguros para fumar. El Washington Free Beacon informó que fueron a instalaciones de reducción de daños en cinco ciudades y todas esas instalaciones tenían pipas de crack en sus kits”, aseguró Heinrich.

“HHS no dice qué programas solicitaron financiamiento y la lista de beneficiarios aún no está disponible. Así que me pregunto si la Casa Blanca puede decir si alguna cantidad del dinero de los contribuyentes pagó por estas solicitudes”, continuó.

Psaki negó firmemente que se haya utilizado dinero federal para tales programas.

“No se ha destinado ningún financiamiento federal para estos”, declaró.

“¿Y hay alguna supervisión para garantizar que cuando ese dinero salga del programa, estas organizaciones no usarán dólares federales para pipas de crack?”, insistió Heinrich.

“Esta política no permite que se incluyan pipas de crack. Solo me gustaría señalar que esto es un poco una teoría de conspiración que se ha difundido por ahí. No es exacto. Hay importantes programas de tratamiento de drogas para personas que han estado sufriendo lo que hemos visto que es una epidemia en todo el país. Y el dinero no se usa para pipas de crack”, reiteróPsaki.

El comentario de la reportera de Fox resumió incorrectamente los informes de Free Beacon. En realidad, el informe de Free Beacon sobre el tema del 12 de mayo decía directamente: “Ninguna de las organizaciones [visitadas por los reporteros de Free Beacon ] respondió a las preguntas sobre si solicitaron subvenciones del gobierno. No está claro qué organizaciones recibirán esas subvenciones”.

El informe de Free Beacon no establece definitivamente en ningún momento que sus reporteros tengan evidencia de que las organizaciones que visitó recibieron financiamiento bajo la administración de Biden, y solo afirma que eran “los tipos de grupos elegibles para recibir financiamiento, a partir de este mes, del programa de subvenciones de US$30 millones de la administración de Biden”.

No está claro si alguna organización realmente ha recibido subvenciones en virtud del programa en cuestión, que apenas comenzó a aceptar solicitudes a principios de este año. Los documentos publicados por HHS (el departamento de Salud y Servicios Humanos) indican que el dinero de la subvención se puede usar para los llamados “kits seguros para fumar”, pero el secretario del HHS, Xavier Becerra, ha especificado que los artículos utilizados para ingerir sustancias, incluidas pipas u otra parafernalia, no serían elegibles para el financiamiento.

“Ningún financiamiento federal se utilizará directamente o mediante reembolsos posteriores a los beneficiarios para colocar pipas en kits seguros para fumar”, dijo el secretario a USA Today en febrero.

Muchas organizaciones de tratamiento de drogas consideran que los kits seguros para fumar y otras estrategias de reducción de daños son fundamentales para una respuesta eficaz a la epidemia de opioides y otros problemas de consumo de drogas en todo el país.

La provisión de tales artículos, incluso en algunos sitios que no participan en este último programa de subvenciones, permite que los adictos consuman drogas de una manera relativamente segura en “sitios de inyección seguros” donde se puede responder rápidamente a las sobredosis y los usuarios tienen acceso a materiales estériles. Muchos también brindan recursos para los centros de tratamiento de adicciones en el lugar, como uno que se inauguró en la ciudad de Nueva York a fines del año pasado.

Los datos provisionales publicados por los Centros para el Control de Enfermedades en noviembre estimaron que ocurrieron 100.306 muertes por sobredosis de drogas entre abril de 2020 y abril de 2021, lo que, si se corrobora con las cifras finales, indicaría un aumento de más de una cuarta parte con respecto al año anterior.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.