La Casa Blanca y los demócratas, cuatro días sin diálogo sobre un plan de ayuda por el coronavirus

Por David Morgan
·2  min de lectura
El líder de la mayioría del Senado de EEUU, Mitch McConnell, llega a un almuerzo en el Capitolio, en Washington
El líder de la mayioría del Senado de EEUU, Mitch McConnell, llega a un almuerzo en el Capitolio, en Washington

Por David Morgan

WASHINGTON, 11 ago (Reuters) - Un estancamiento de las conversaciones entre la Casa Blanca y la oposición demócrata del Congreso sobre el paquete de alivio por el coronavirus llevó el martes a un cuarto día sin diálogos, con cada bando acusándose mutuamente de intransigencia.

La falta de avance fue confirmada por el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Tanto los republicanos como los demócratas se acusaron de ignorar la gravedad de la crisis y de negarse a ceder en asuntos clave como los beneficios de desempleo y la ayuda a los gobiernos estatales y locales.

Pelosi y el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, habían pasado casi dos semanas en conversaciones casi diarias con el Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, hasta que las negociaciones colapsaron el viernes.

"Hasta donde yo sé, el secretario del Tesoro y el jefe de gabinete no han hablado hoy con el presidente de la Cámara y el líder demócrata", dijo McConnell a Fox News.

Ante la pregunta de si tenía o esperaba alguna comunicación con los dos negociadores de la Casa Blanca, Pelosi sacudió la cabeza y susurró "no" a los periodistas cuando entró en un ascensor en el Capitolio.

El punto muerto ocurre cuando aumentan las muertes por coronavirus. El número de casos subió 5,1 millones y más de 163.000 personas han fallecido en Estados Unidos.

McConnell dijo que los republicanos del Senado tuvieron una conferencia telefónica de una hora con Mnuchin y Meadows el martes por la mañana.

La ayuda a los gobiernos estatales y locales -una prioridad demócrata a la que los republicanos se han resistido en general- y los beneficios suplementarios de desempleo para millones de trabajadores desplazados por la pandemia son dos de los mayores puntos de fricción.

(Información de David Morgan; Editado en español por Javier López de Lérida)