Casa Blanca defiende su manejo de documentos de Biden

BIDEN DOCUMENTOS CONFIDENCIALES (AP)
BIDEN DOCUMENTOS CONFIDENCIALES (AP)

La Casa Blanca rechazó el martes las críticas por sus fragmentadas revelaciones sobre el descubrimiento de documentos confidenciales en la vivienda y la que era la oficina del presidente Joe Biden, y sostuvo que aun podría retener información a fin de proteger la investigación del Departamento de Justicia.

Ian Sams, vocero de la oficina legal de la Casa Blanca, declaró a reporteros que la presidencia está publicando información a medida que lo considera “apropiado”. En respuesta a críticas de que la información está siendo difundida de manera demasiado gradual, Sams enfatizó que la Casa Blanca está atenta del “riesgo” de divulgar material “que no está completo”.

“Estamos tratando de ser lo más transparente y lo más informativo posible hacia ustedes en la prensa, y hacia el público en general, pero respetando la integridad de una investigación del Departamento de Justicia que sigue abierta”, declaró.

El descubrimiento de los documentos en propiedades de Biden complica la indagación federal sobre el expresidente Donald Trump, quien según el Departamento de Justicia se llevó miles de documentos marcados como clasificados a inicios de 2021 y durante meses resistió los pedidos del gobierno de devolverlos.

Si bien los casos son muy distintos —Biden, por ejemplo, inmediatamente devolvió los documentos una vez que fueron expuestos— el tema se ha convertido en un dolor de cabeza político para el presidente, que prometió más transparencia después de la administración de Trump.

El sábado, la Casa Blanca divulgó que abogados de Biden hallaron documentos clasificados y registros oficiales en cuatro ocasiones distintas: el 2 de noviembre en el Centro Penn Biden en Washington; el 20 de diciembre en el garaje de la casa de Biden en Wilmington, Delaware, y el 11 y el 12 de noviembre en la biblioteca de la casa del presidente.

La semana pasada, el secretario de Justicia, Merrick Garland, designó a Robert Hur, exfiscal federal en Maryland, como fiscal especial para supervisar la averiguación del Departamento de Justicia sobre los documentos.

Entre las interrogantes que siguen abiertas por la Casa Blanca y los abogados de Biden: exactamente cuántos documentos fueron hallados, si faltan archivos, qué contienen y por qué no se le informó a la ciudadanía sino meses después del descubrimiento.