EEUU nombra un fiscal especial para investigar los documentos clasificados en poder de Biden, tras el hallazgo de un segundo lote

Biden gesticula a la prensa
Biden gesticula a la prensa

Biden gesticula a la prensa

Otra polémica envuelve a Joe Biden. O la misma pero con un efecto multiplicado. La Casa Blanca ha confirmado este jueves el hallazgo de un segundo lote de documentos clasificados en un garaje del presidente de EEUU y la Justicia se ha movido pronto. El fiscal general ha nombrado un fiscal especial para investigar los hechos.

La noticia vuelve a sacudir al líder demócrata, criticado en estos últimos días por la gestión del material teóricamente protegido durante su etapa como ‘número dos’ de Barack Obama. Ahora, la aparición ha sido en el garaje de una vivienda en Delaware que es propiedad de Biden.

La primera reacción de Biden tras el nuevo descubrimiento ha sido un escueto “todo se va a aclarar, estoy seguro”, que se suma a su inicial estupefacción. Un par de días antes, tras saltar la noticia del primer lote de documentos en su poder, Biden apuntó sentirse “sorprendido” y aseguró que no sabía de qué documentos se trata ni qué hacían en esa oficina. Además, subrayó la plena colaboración de su equipo tanto con el Departamento de Justicia como con los Archivos Nacionales norteamericanos, como recoge Europa Press.

El fiscal general Merrick Garland ha anunciado poco después la designación de un fiscal especial, que será Robert Hur, para que aclare qué documentos confidenciales guardaba Biden y por qué estaban en su poder.

Todo se va a aclarar, estoy seguroJoe Biden, tras el nuevo hallazgo de documentos clasificados en su poder

“Las circunstancias extraordinarias aquí requieren el nombramiento de un fiscal especial para este asunto”, ha justificado Garland. “Este nombramiento subraya para el público el compromiso del departamento tanto con la independencia como con la rendición de cuentas en asuntos particularmente delicados, y con la toma de decisiones indiscutiblemente guiadas únicamente por los hechos y la ley”, ha añadido en un comunicado.

Ahora, un abogado especial la Casa Blanca, Richard Sauber, ha confirmado en un comunicado que, tras la localización de un primer material en la sede de un think tank, también se ha hallado material clasificado en el garaje de su vivienda en Wilmington, informa el New York Times.

Tras el primer lote, los abogados procedieron a una revisión en la que “descubrieron entre papeles personales y políticos un pequeño número de registros adicionales de la Administración Obama-Biden, con apuntes clasificados”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Todos estos documentos, excepto uno, fueron localizados en un espacio de almacenamiento del garaje de su residencia en Wilmington. Un documento de una página fue descubierto entre los materiales almacenados en una habitación adyacente”, ha explicado.

Sauber ha asegurado que la oficina presidencial notificó inmediatamente el hallazgo al Departamento de Justicia y traspasó al Gobierno todo el material. Asimismo, ha descartado que hubiese documentos clasificados en otra vivienda propiedad de Biden en Rehoboth Beach, también en Delaware.

Las circunstancias extraordinarias aquí requieren el nombramiento de un fiscal especial para este asunto

Trump, el antecedente del que ahora se habla

Esta polémica ha derivado en críticas a Biden por parte del Partido Republicano, así como del expresidente Donald Trump, que ha denunciado un supuesto doble rasero de las autoridades tras verse en un caso parecido. Que no igual.

El FBI registró en agosto del año pasado la mansión de Trump en Mar-a-Lago, Florida, donde se incautaron de importante cantidad de material, en un caso que aún colea mientras el magnate aspira a volver a la Casa Blanca.

Related...