Casa Blanca analizará reporte de OMS que dice es improbable que COVID-19 venga de laboratorio chino

Jeff Mason
·1  min de lectura

Por Jeff Mason

WASHINGTON, 9 feb (Reuters) - El gobierno de Estados Unidos espera poder analizar los datos incluidos en un informe de la Organización Mundial de la Salud publicado el martes que dice que el virus COVID-19 no se originó en un laboratorio en Wuhan, China, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

El jefe de un equipo liderado por la OMS que investiga los orígenes de COVID-19 dijo que los murciélagos siguen siendo una fuente probable y que la transmisión del virus a través de alimentos congelados es una posibilidad que merece una mayor investigación. Descartó una fuga de un laboratorio.

Psaki dijo a los periodistas en una conferencia de prensa el martes que el gobierno no participó en la "planificación e implementación" de la investigación y quiere realizar una revisión independiente de sus hallazgos y datos subyacentes.

Asimismo, agregó que aunque Washington se reincorporó a la OMS, es "imperativo que tengamos nuestro propio equipo de expertos sobre el terreno".

Peter Ben Embarek, quien dirigió el equipo de expertos independientes en su visita de casi un mes a Wuhan, donde el brote surgió por primera vez en un mercado de mariscos a fines de 2019, dijo que el trabajo del equipo había descubierto nueva información pero que no había cambiado drásticamente su imagen sobre el brote.

La posibilidad de que el virus se filtrara desde un laboratorio, que ha sido objeto de teorías de conspiración, era extremadamente improbable y no requería más estudios, dijo Embarek.

(Reporte de Jeff Mason y Jarrett Renshaw; editado en español por Carlos Serrano)