Carrie Fisher defendió a una amiga del acoso de un productor: el morboso regalo que envió en represalia

LA NACION

Como señaló la actriz Rose McGowanen la serie de denuncias que realizó contra Harvey Weinstein, la historia de mujeres acosadas por productores de la industria no es algo que haya comenzado ayer. Y una experiencia protagonizada por Carrie Fisher , que ahora sale a la luz, es un claro ejemplo de eso.

En una entrevista radial, la guionista Heather Robinson contó el valiente gesto que tuvo Fisher cuando se enteró que su amiga estaba siendo víctima de un ejecutivo que había querido abusar de ella. El conflicto de Robinson comenzó en una reunión de negocios en la que "un productor ganador de un Oscar" quiso propasar los límites. Ese ejecutivo de Sony (al que no quiso nombrar) no dejaba de molestarla e incluso la amenazó con no dejarla trabajar más en la industria. Angustiada, Heather le contó su situación a Fisher, y la actriz decidió ocuparse del problema personalmente enviándole al acosador un mensaje muy claro.

Según la versión de la guionista, Fisher se apersonó en las oficinas del productor y en mano le entregó una delicada caja de Tiffany envuelta en un lazo blanco. El hombre la abrió y encontró que el regalo contenía la lengua de una vaca y una nota firmada por Carrie que decía: "Si alguna vez vuelves a tocar a mi querida Heather o a alguna otra mujer, el próximo envío contendrá una parte tuya en una caja mucho más pequeña". Emocionada al recordar la historia, Robinson dijo: "Esa mujer que amé como una amiga no fue simplemente una relación falsa de Hollywood. Ella era realmente así".