La carrera espacial de millonarios: Bezos y Musk ganan contratos de la NASA para volver a la Luna

LA NACION

WASHINGTON.- Los proyectos espaciales de los multimillonarios Jeff Bezos y Elon Musk tomaron vuelo tras adjudicarse sendos contratos de la NASA para construir naves capaces de llevar humanos en la Luna por primera vez desde la última misión en 1972.

Blue Origin, la firma espacial de Bezos; SpaceX de Musk, así como Dynetics, una subsidiaria de Leidos, una firma de tecnología de la información, ganaron sendos contratos y le dieron así a la NASA tres opciones que competirán para cumplir el mandato del gobierno de Estados Unidos de poner humanos en la Luna para 2024.

El anuncio de contratos para las naves, los primeros acuerdos con ese objetivo que la NASA otorga desde la era Apolo de la década de 1960, es un paso significativo para llevar a las tripulaciones estadounidenses a la Luna rápidamente y construir lo que la NASA espera se convierta en una presencia permanente en la superficie lunar.

Los millonarios espaciales emergentes están llenando el enorme vacío que dejaron los gobiernos al recortar el financiamiento de las misiones espaciales. Como resultado, SpaceX y Blue Origin se están convirtiendo en parte de la cada vez más lucrativa carrera espacial militar, de la que toman parte Estados Unidos, China y Rusia.

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, fue uno de los primeros multimillonarios que saltó a la carrera espacial comercial fundando Blue Origin en 2000. Comparado con los rivales de la industria, esta firma tiene una reputación de ser más cautelosa sobre sus actividades

Igual que su rival SpaceX, su objetivo es reducir el costo de los viajes espaciales produciendo cohetes reutilizables. En el pasado, los cohetes se descartaban después de un solo lanzamiento. Hace cinco años, se convirtió en la primera compañía que aterrizó un cohete exitosamente. El mismo cohete, New Shepherd, fue vuelto a utilizar varias veces.

Ahora Blue Origin está tomando impulso al asegurar lucrativos contratos del gobierno, tras haber obtenido certificados nacionales de seguridad del gobierno de Estados Unidos.

El empresario nacido en Sudáfrica Elon Musk, por su parte, comenzó SpaceX en 2002 con 100 millones de dólares procedentes de su previa fortuna en PayPal, de la cual fue uno de los fundadores.

La compañía ya lanzó decenas de cohetes y obtuvo contratos con la NASA y la Fuerza Aérea de Estados Unidos.