Carolina del Sur: Condenan a 3 policías en operativo de FBI

·2  min de lectura

COLUMBIA, Carolina del Sur, EE.UU. (AP) — Otros tres expolicías de Carolina del Sur fueron sentenciados a prisión federal luego de un operativo en el que agentes del FBI se hicieron pasar por miembros de una organización de narcotráfico mexicana.

Un juez federal de la ciudad de Columbia sentenció a los exagentes del condado de Orangeburg, Carolyn Colter-Franklin, de 64 años, y Nathaniel Miller Shazier III, de 29 años, así como al expolicía de Springfield, Allan Hunter, de 52 años, por cargos de asociación delictuosa para cometer fraude, anunció el lunes la fiscalía federal para el distrito de Carolina del Sur.

Los tres son los últimos de seis exagentes del condado de Orangeburg en ser sentenciados en el operativo encubierto, en el que —de acuerdo con los fiscales— los policías pensaron que estaban protegiendo a vendedores de droga de México, pero realmente se estaban comunicando con agentes del FBI que se hicieron pasar por miembros de un cártel. El operativo se llevó a cabo de diciembre de 2018 a marzo de 2019.

Unas grabaciones de llamadas telefónicas y unos videos presentados por el FBI mostraron que los agentes aceptaron utilizar patrullas y recibir un pago para “vigilar” cargamentos falsos de droga que les dijeron que iban a pasar por Orangeburg, señalaron las autoridades. Los fiscales apuntaron que algunos agentes también se confabularon para crear documentos apócrifos para personas no inmigrantes a cambio de sobornos.

Franklin recibió una sentencia de cinco años y un mes en prisión, mientras que Hunter fue sentenciado a cinco años y tres meses tras las rejas, y Shazier fue condenado a tres años y 10 meses de cárcel. Los acusados también deben completar tres años de libertad bajo supervisión.

Anteriormente, el Departamento de Justicia declaró culpables a un expolicía de Springfield y a dos exagentes del condado de Orangeburg en el caso. Un guardia de seguridad también se ha declarado culpable de saber sobre un plan ilegal y no informar a las autoridades. Según su abogado, su sentencia se dictará en una fecha posterior.