¿Es muy caro el precio del agua en Hialeah? Proponen ayuda de hasta $5,000 por familia

·6  min de lectura
José A. Iglesias/el Nuevo Herald

El servicio del agua y el alcantarillado en Hialeah es el gran elefante blanco del que todos hablan pero que nadie ve, para los residentes de la ciudad es la principal razón de preocupación y molestia, por sus tarifas, por la calidad de atención al cliente y sobre todo porque no entienden cómo una de las ciudades con los ingresos más bajos del condado tiene una de las tarifas más altas de dicho territorio.

Hialeah tendrá un incremento del servicio a partir de 1 de octubre de 2022 como consecuencia de que el Departamento de Agua y Alcantarillado del Condado de Miami-Dade habría informado a la ciudad que a partir de dicha fecha “la tarifa actual de agua de $1.8644 por 1,000 galones aumentará a $1.9273 por 1,000 galones, y las tarifas de aguas residuales o alcantarillado al por mayor aumentarán de $3.4747 a $3.7422 por 1,000 galones”.

El aumento representará para los residentes de Hialeah un cargo adicional mensual de $3.61, pero la facturación de este servicio es bimensual, por lo que la factura reflejará un incremento del $7.22.

En el caso de Hialeah, el Condado Miami-Dade le cobra el 100% del servicio de alcantarillado y provee un 50% del agua a sus habitantes; el 50% restante lo produce la ciudad.

Al respecto, el alcalde Esteban Bovo Jr. fue enfático en señalar que “la Ciudad de Hialeah no está aumentando el agua, el condado lo está haciendo”.

Hialeah propone aumentar precio de los servicios públicos. ¿A cuánto subirá el agua?

Durante el primer y segundo trimestre del año, se llevaron a cabo talleres entre el Concejo y el director de Obras Públicas, Armando Vidal, para entender por qué el servicio es tan caro y cómo buscar una alternativa a dichos precios.

A pesar de ello, en la propuesta original del presupuesto no se contemplan ninguno de los cambios sugeridos en dicho periodo, como cambiar la facturación de bimensual a mensual, mejorar el servicio de atención al cliente, aumentar la cantidad de personas que verifican el consumo en los medidores de agua, entre otros.

Sin embargo, la concejal Vivian Casáls-Muñoz, única miembro del Concejo que está en contienda electoral por el escaño IV el 8 de noviembre, anunció una propuesta para enmendar la tarifa de franquicia, que actualmente es de 4% en la ciudad.

La tarifa de franquicia es un impuesto que cobra el Departamento de Obras Públicas de Hialeah por el uso de los derechos de paso municipales por parte de la empresa de servicios públicos; se cobra como un porcentaje de los ingresos brutos de agua y alcantarillado.

Dicho cobro es una de las razones por las cuales la ciudad tiene la cuarta tarifa de agua y alcantarillado más cara de todo Miami-Dade, solamente superada por North Miami Beach, Bay Harbor Island y Medley.

La crisis silente que aflige a todos en Hialeah: el exorbitante precio del agua y alcantarillado

“Una de las cosas de las que estamos preocupados es del cargo adicional de $3.61 mensual, entendemos que hay personas con dificultades (para pagar) con cualquier aumento que haya, estamos pensando crear un Programa de Alivio de Evaluación de Servicios Públicos (UARP) y lo digo de manera muy cuidadosa, quisiera crear un nuevo presupuesto de agua y alcantarillado”, indicó Casáls-Muñoz.

La concejal busca enmendar la ordenanza que contempla que el costo de tarifa de franquicia se mantenga en 4%, al proponer disminuirlo a 3.75% para “generar un fondo del programa por $203,750 por año, para crear el alivio”.

Casáls-Muñoz no precisó a cuántas personas busca beneficiar dicho programa pero consideró que algunos de los parámetros serían: ser residente de la zona y tener pruebas de la crisis: pérdida de empleo, emergencia médica, entre otros.

El limite de ayuda por familia al año sería de hasta $5,000, un subsidio similar al que hace la Florida Power & Light (FPL), según precisó Casáls-Muñoz.

El concejal Bryan Calvo, hizo una contra propuesta para reducir la tarifa de franquicia de 4 a 3% y crear un Programa de Alivio de Asistencia del Agua (WARF), pero esta no fue secundada.

“He estado hablando de este programa de subsidios desde enero, propongo un programa que compita con este, llamado WARP, quisiera enmendar la tarifa de franquicia a 3.5%, que daría unos $400 mil al año”, dijo.

Para el concejal, su propuesta tenía un criterio diferente: “80% de Ingreso medio del área (AMI), considerando que es lo que nuestras unidades de vivienda asequible tienen en Hialeah, personas mayores necesitadas, un programa similar al que ofrece FPL”, explicó.

Calvo indicó que “quisiera disminuir otro 0.5% de la tarifa de franquicia y el adicional de esos $400,000 sería para otra iniciativa de la que hemos venido hablando, que es tener más (personas que realicen) medidores del agua, que nos llevaría de los siete que tenemos actualmente, a unos 15”.

Vidal explicó, por su parte, que “la tarifa de franquicia en 2023 representaría unos $3.5 millones, reducir un punto (propuesta de Calvo) significaría unos $800,000. Si no tienes esos $800,000, esos fondos tienen que venir de otro lado, ajustar el fondo general”.

Al respecto, Bovo explicó que “(...) el criterio es ayudar a quienes más lo necesiten, no solo personas mayores, sino también a quienes hayan perdido sus trabajos, que puedan demostrarlo”.

El alcalde explicó que “estamos empezando a abordar los temas que los residentes han estado llamando nuestra atención, pero haber llegado a este tema en el presupuesto tomó mucho esfuerzo. Habíamos contemplado un número mayor (más fondos) pero prefiero aplicar una pequeña porción y ver como va el programa”, advirtió.

El concejal Calvo estimó posteriormente a el Nuevo Herald que “no se debe subir el precio del agua en Hialeah. Yo voté en contra (de esas ordenanzas). Los residentes ya no pueden pagar una de las aguas más caras del condado”.

El concejal prosiguió “ya se aprobó, lo que queda es asegurarse que tengamos el mejor servicio posible (...). Debe haber más personas para el servicio al cliente, más medidores de agua y un programa de alivio a las personas que viven de una jubilación fija, pero el programa no debe ser gato por liebre, donde por un lado te suben 7% (de la tarifa) y por el otro, te dicen que te van a ayudar con el equivalente a un dolar por persona por año. Hay que hablarle claro a los residentes”.

El sistema de agua y alcantarillado en Hialeah quedó obsoleto. ¿Cómo perjudica a sus habitantes?

Opciones desechadas

Entre las propuestas que había hecho el concejal Calvo meses atrás, estaba entregarle el servicio del agua y el alcantarillado al condado, que a su juicio, permitiría disminuir las tarifas en un 30%.

Al respecto, el alcalde le comentó a el Nuevo Herald en su momento que “todas las opciones están sobre la mesa”.

Sobre este particular, el Departamento de Agua y Alcantarillado de Miami-Dade no respondió específicamente sobre la propuesta de Calvo pero, en una declaración a el Nuevo Herald dijo que “cualquier ciudad interesada en explorar modificaciones a su acuerdo actual con el condado debe presentar una solicitud formal para ser evaluada seriamente, cuyo cambio requerirá la aprobación de la Junta de Comisionados. El condado está preparado para brindar servicios a todos los residentes y apoyar la salud del público mediante el suministro de agua potable segura y servicios confiables de eliminación de aguas residuales en cualquier capacidad necesaria”.