Carnival Cruise Line cancela los viajes de junio y posterga la postura de la vacuna

Orlando Sentinel Staff, Orlando Sentinel
·5  min de lectura

Las repercusiones de la orientación a las líneas de cruceros de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés) llevó a otra línea de cruceros a cancelar más viajes, con Carnival Cruise Line eliminando del tablero los viajes de junio.

La línea hizo el anuncio el martes junto con un anuncio similar de Disney Cruise Line a raíz de los detalles actualizados de los CDC a su orden de navegación condicional en curso que permanecerá en vigor hasta el 1 de noviembre de 2021. Los CDC dieron instrucciones a las líneas sobre cómo avanzar en los pasos iniciales de un plan de 74 puntos para regresar al negocio desde los puertos de EE. UU., pero no detallaron cuándo las líneas de cruceros podrían realizar los viajes simulados con pasajeros voluntarios, un paso requerido antes de que cualquier barco obtenga el permiso para navegar con clientes que pagan.

Los CDC tampoco llegaron a exigir vacunas para los cruceros para poder navegar, pero Norwegian Cruise Line anunció el lunes sus intenciones de hacer precisamente eso para el y sus marcas hermanas Oceania Cruises y Regent Seven Seas Cruises, en una carta en la que pedía a los CDC que elimine la orden de navegación condicional para sus marcas para julio.

Carnival Corp., que supervisa Carnival Cruise Line, Holland America, Princess Cruises, Cunard y otras líneas, haría la llamada sobre si requeriría vacunas o no en los EE. UU.

“No estamos tomando una posición sobre la obligación de vacunas en este momento”, se lee en un comunicado de Carnival Corp. “Seguimos monitoreando de cerca la evolución de la situación con las vacunas a nivel mundial y el problema tiene muchas complejidades – incluidas cuestiones como quién tiene acceso a las vacunas; niños y vacunas; diversos grados de protección de la vacuna; eficacia de la vacuna contra las variantes emergentes; cuestiones legales y de derechos individuales; y, cuando se combina con otras prácticas de mitigación, qué porcentaje de una población determinada necesita vacunarse para lograr una protección adecuada para un grupo. A medida que la situación continúe evolucionando, nuestras decisiones serán informadas por nuestros expertos médicos y científicos globales y los requisitos de los lugares que visitamos“.

Las líneas de cruceros estuvieron en el centro de varios brotes mortales en los primeros meses de 2020, incluidos varios barcos que no permitían desembarcar a los pasajeros. Uno de los peores fue en el Diamond Princess de Princess Cruises, que dejó 14 muertos. Esos problemas llevaron tanto al cierre voluntario de la industria de cruceros en marzo pasado como a la orden de no navegar de los CDC. Esa orden evolucionó el otoño pasado hacia la orden de navegación condicional, pero sin más orientación de los CDC, las líneas de cruceros han permanecido bloqueadas en los viajes de EE. UU.

Por eso, Norwegian Cruise Line también anunció el martes que comenzaría a navegar desde puertos fuera de los EE. UU. en el Caribe para comenzar de nuevo su negocio, lo que refleja un movimiento anunciado por Royal Caribbean el mes pasado.

La presidenta de Carnival Cruise Line, Christine Duffy, dijo que la compañía está retrasando por ahora una medida similar.

“Es posible que no tengamos más remedio que hacerlo para reanudar nuestras operaciones que han estado en ‘pausa’ durante más de un año”, dijo en un comunicado de prensa.

El retraso también significa que el debut del barco más nuevo de la línea, Mardi Gras, desde Puerto Cañaveral también tendrá que esperar.

Originalmente, se suponía que el Mardi Gras comenzaría a navegar en 2020 desde la nueva Terminal de cruceros 3 de Puerto Cañaveral. Es el primer crucero propulsado por gas natural licuado (LNG, siglas en inglés) de combustión más limpia que tendrá su base en un puerto de EE. UU. Puerto Cañaveral se ha estado preparando para su llegada, así como la infraestructura de planificación para manejar futuros cruceros propulsados por LNG, incluido el nuevo Disney Wish de Disney Cruise Line a partir de 2022.

El buque de 1,130 pies de largo tiene 180,800 toneladas brutas con una capacidad de 5,282 pasajeros basada en ocupación doble. Está previsto para viajes durante todo el año de itinerarios alternos del Caribe Oriental y Occidental de siete noches. Carnival tomó posesión del barco del astillero Meyer Turku en Finlandia en diciembre, y eventualmente se dirigirá a Puerto Cañaveral para prepararse para las pautas de los CDC para permitir una navegación segura.

El primer viaje que se puede reservar, que se podría atrasar aún más hasta que se cumplan los requisitos de los CDC, es ahora el 3 de julio. En un movimiento que busca dar flexibilidad a sus clientes en caso de que haya un retraso adicional, todos sus viajes de julio no requerirán pagos finales hasta el 31 de mayo con la capacidad de cancelar sin penalización.

“Sabemos que esto es muy decepcionante para nuestros huéspedes que siguen ansiosos por navegar, y seguimos comprometidos a trabajar con la administración y los CDC para encontrar una solución viable que sirva mejor a los intereses de la salud pública”, dijo Duffy. “Pedimos que la industria de los cruceros sea tratada a la par con el enfoque que se está adoptando con otros sectores de viajes y turismo, así como con la sociedad estadounidense en general”.

* Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por el periodista Richard Tribou. La traducción al español fue realizada por la periodista Ginayra Alvarado Villegas. La puedes contactar a galvarado@orlandosentinel.com.