Carlos Sainz ya sufrió la falta de compañerismo de Max Verstappen

Carlos Sainz y Max Verstappen cuando eran compañeros en Toro Rosso en 2015. (Foto: Mark Thompson / Getty Images).
Carlos Sainz y Max Verstappen cuando eran compañeros en Toro Rosso en 2015. (Foto: Mark Thompson / Getty Images).

El box de Red Bull es un polvorín tras la actitud de Max Verstappen en el Gran Premio de Brasil negándose a dejar pasar a Sergio Pérez cuando ya tiene el Mundial en el bolsillo y el mexicano aún sigue peleando por el subcampeonato con Charles Leclerc. No se cortó Checo ni en la radio ni ante los medios, como era de esperar, y tampoco debería sorprender el poco compañerismo del neerlandés, puesto que no es la primera vez que realiza una jugarreta similar. Lo hizo también hace siete años y entonces la víctima fue Carlos Sainz.

En 2015 Verstappen y Sainz fueron compañeros en la escudería Toro Rosso, el equipo filial de Red Bull que desde 2020 pasó a llamarse AlphaTauri, en la que era la temporada de debut de ambos en el Gran Circo. Obviamente, en aquella campaña no tenían ninguna opción de luchar por el campeonato y su objetivo, además de seguir creciendo como pilotos, era conseguir la mayor cantidad de puntos posible.

Sainz y Verstappen en el box de Mónaco durante aquella temporada 2015. (Foto: Peter Fox / Getty Images).
Sainz y Verstappen en el box de Mónaco durante aquella temporada 2015. (Foto: Peter Fox / Getty Images).

En la escudería sabían que tenían en sus manos a dos futuros grandes del automovilismo y trataron de lidiar con esa situación durante las carreras recurriendo a las órdenes de equipo. Sin embargo, todo estalló en el Gran Premio de Singapur, el 13º de aquella temporada, que constaba de un total de 19.

Ninguno de los dos había realizado una buena primera parte de la carrera, pero comenzaron a remontar. A falta de pocas vueltas para el final, Verstappen rodaba octavo y Sainz noveno, pero el español contaba con neumáticos más nuevos y un ritmo superior que podría servir para alcanzar a Pérez, entonces piloto de Force India.

Así lo creían desde el box, que avisaron al neerlandés de que tenía que intercambiar la posición con Sainz. Sin embargo, Verstappen, que entonces tenía apenas 17 años, contestó con un rotundo: “¡No!”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

“Max, simplemente hazlo”, le insistieron desde el muro. “Max, déjalo pasar ahora. Intercambia posición, por favor”. Ni siquiera contestó a los últimos mensajes. La entonces promesa siguió en la octava posición hasta la línea de meta y consiguió cuatro puntos, mientras que Sainz llegó justo por detrás de él y se llevó dos.

“Yo estaba persiguiendo y para mí no había motivos para dejarle pasar”, dijo después Verstappen ante la prensa, además de añadir que hablaría con el equipo sobre por qué le habían dicho que se dejase adelantar y que estaba muy contento con su posición.

Luego habló con el medio neerlandés ‘De Telegraaf’, donde fue bastante explícito. “Mi padre (Jos Verstappen) me dijo que si le hubiera dejado pasar me habría pateado las pelotas”, dijo.

Por su parte, Sainz, se mostró bastante contrariado y disgustado con su compañero. “Yo le he dejado pasar tres veces a Max, tres veces que se lo han pedido a él y no ha dejado ninguna”, apuntó aquel día.

Desde la escudería intentaron calmar la situación dando la razón al neerlandés. “Carlos era demasiado lento, estaba demasiado lejos y Max tenía razón. Vimos que no se acercaba y no hubiera alcanzado a Pérez, así que hicimos bien en dejarles seguir”, explicó Franz Tost, jefe de Toro Rosso y que sigue ocupando el mismo cargo ahora en AlphaTauri.

Hay quien cree que de aquella permisividad con Verstappen en sus inicios vienen gestos como el que ha tenido con Pérez en Interlagos, donde no respondió con un simple “no” cuando le pidieron que le dejara pasar, sino que se mostró bastante altivo. “Ya os lo dije la última vez. No me volváis a pedir eso otra vez, ¿vale? ¿Lo tenemos claro? Di mis razones y las mantengo”, soltó.

Checo, como decíamos, tampoco se mordió la lengua. “Esto prueba quién es realmente”, dijo en la radio y posteriormente declaró ante los medios que “si tiene dos campeonatos es gracias a mí”.

Tanto Red Bull como Verstappen dijeron después que ayudarán al mexicano a conseguir el subcampeonato en el último gran premio, que tendrá lugar en Abu Dabi, pero parece evidente la tensión en el seno de la escudería austríaca.

VÍDEO | El piloto de la semana en la F1 - George Russell

Más historias que te pueden interesar: