Carlos Ortiz desea ser inspiración para las nuevas generaciones

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 8 (EL UNIVERSAL).- Así como Lorena Ochoa fue su ejemplo, Carlos Ortiz espera que, con su victoria en el Houston Open, sirva para la nueva generación de golfistas.

El tapatío conquistó el primer título para un mexicano en el PGA Tour en 42 años, tras el tijuanense Víctor Regalado en 1978.

"Me enorgullece ser un ejemplo y poner el talento de México en alto. Lo que ha hecho Lorena por inspirarnos a jugar golf, como lo hizo conmigo. Trabajando duro y haciendo bien las cosas se pueden lograr los sueños y espero que este triunfo inspire a mucha gente", comentó Ortiz, en teleconferencia.

"Hay que seguir echando al golf para adelante y motivar a todos los niños que pelean para llegar a donde estamos ahorita", subrayó.

En la última ronda del Houston Open, disputada este domingo en el Memorial Park Club, superó (13 golpes bajo par) a Dustin Johnson, Hideki Matsuyama y Brooks Koepka, quienes combinan 35 victorias en el PGA Tour. El tapatío, a los 29 años de edad, ganó después de 118 eventos en el máximo circuito y se embolsó un premio de un millón 260 mil dólares.

"Se siente increíble. He jugado muy bien esta semana y fue difícil controlar las emociones, pero ahora estoy muy feliz de lo conseguido. Estaba pensando en lo mío, colocar la bola donde quería y siento que hice un gran trabajo en eso. En esta ocasión estuvo de mi lado", relató Charlie.

Al embocar el birdie de la victoria, el mexicano no aguantó las lágrimas: "La gente no se da cuenta de todo el sacrificio que hay atrás. Todo ese esfuerzo se te viene a la mente cuando ganas un título"

Antes de Regalado, el otro tricolor campeón en el PGA Tour fue César Sañudo (1943-2011), en 1970.

Para Ortiz, esta victoria "no cambia nada, seguiré trabajando en lo mío, tengo mucho por recorrer en lo que quiero, así que esto sólo es una muestra que voy bien en mi camino".