Carlos Melconian: del “zafarrancho” de Cristina Kirchner al gasto “infinanciable”

·4  min de lectura
14/9/19
Santiago Cichero/AFV

El expresidente del Banco Nación, Carlos Melconian, analizó hoy la situación económica de la Argentina con el foco puesto en el endeudamiento y en la inflación con un repaso por las gestiones de Cristina Kirchner, Mauricio Macri y Alberto Fernández, a través de las cuales afirmó que el gasto público se volvió “infinanciable”. Ante este escenario, consideró que el Gobierno está “casi obligado” a emitir y a tomar deuda en pesos y le dio un consejo para lidiar con los efectos de esta política.

Julián Domínguez, tras la reunión con el campo por el cepo a la carne: “A mí no me corran con el tema de que cerramos la exportación”

“La Argentina arrastra un problema: no puede aumentar más el gasto, con independencia de la bicicleta que van a repartir ahora”, comenzó el economista esta mañana en Radio Mitre y siguió: “El problema arranca por el 2010, cuando el país sale del cauce de lo que es un gasto público financiable en forma relativamente normal”.

Según Melconian, entre 2008 y 2015 el gasto aumentó de manera estrepitosa. “Debe haber tenido un objetivo populista político para ocupar la escena nacional. Eso lo tiraste en subsidios a la luz, al gas, colectivos, en planes, sin necesidad, porque la Argentina no era una economía que funcionaba mal”, argumentó.

Al referirse a la forma en la que se financió el gasto durante los distintos gobiernos, consideró “ridícula” la discusión de “quién se endeudó más”. No obstante, desarrolló: “Cristina Kirchner en su último gobierno no genera esa sensación porque vacía las reservas, las AFJP y endeuda al Banco Central. No se endeuda en Wall Street y con el Fondo Monetario, pero arma un zafarrancho igual. Luego viene el periodo 2016-2019, que se divide en dos. Ahí se usa Wall Street y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Y ahora viene este periodo que lleva dos años y que puedo decir con claridad absoluta en materia de endeudamiento es el peor (...) Lo hace a través de la emisión de moneda”.

De acuerdo con Melconian, cuando la Argentina llega en términos del PBI a los gastos públicos del 2015, del 2017 o de 2020, este se transforma en “infinanciable”. “Significa que lo tenés que cubrir con algo. Te queda la emisión y el endeudamiento en pesos casi obligado. Esto hay que pensarlo de verdad con quienes quieran gobernar el país. Acá tenemos un tema de exceso del gasto en el financiamiento, de la cual se ocupa la realidad”, afirmó.

Y siguió: “Cuando mirás donde esta la madre del borrego, la madre es que la Argentina a las piñas va, lo hace la inflación. Este es un escenario 22/23 a convivir con inflación donde la hazaña es mantenerla alta y estable. Porque vos necesitás la licuadora. Cuando llegás al gasto público de 2015, 2017 y 2020 entra la licuadora. La política lo quiere sostener. Hoy el componente del gasto es para los jubilados, los subsidios a la luz, el gas, las asignaciones, los planes”.

Tras ello añadió: “La manera que tiene berretalandia de no explotar es que la inflación haga su tarea, licúe, licúe”.

Billetes: el detalle por el que $1000 podrían convertirse en $20.000

En ese contexto, el economista interpretó los resultados de las Primarias, Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) como la búsqueda de un cambio de rumbo por parte de la ciudadanía. “Lo más relevante acá es que la gente dijo ‘este quilombo no’. Hay que apretar los dientes y ratificar en noviembre”, lanzó y agregó: “El fuego sagrado de la gente dice ‘esto no lo quiero’. Yo estoy muy optimista porque la gente se avivó, pero hay que ratificar”.

En esa línea y con miras al futuro, llamó a dar un “debate sin grieta y sin descalificación, pero donde pongamos estas cosas arriba de la mesa”. “Cada vez que hablo de Macri los que están en la vereda de enfrenta inventan, editan, me ponen puteándolo porque quieren quilombo. Yo no estoy haciendo política, no voy por el voto. Se equivocó, ya está”, sostuvo, para luego rescatar las áreas que funcionaron correctamente durante macrismo y las demás gestiones, que a su criterio deberían ser la base sobre la cual edificar hacia adelante.

“(Durante el macrismo) la política exterior fue impecable, hay que volver a eso. Y el cambio organizacional del primer gobierno de Menem, impecable. Hay que juntar esas fichas. Y lo bueno del primer gobierno de Néstor Kirchner, adentro. Y Alfonsín, adentro. Así hay que armarlo. Pero hay que poner esto arriba de la mesa”, planteó para luego cerrar: “En algún momento, fuera de la política, necesitás doscientos tipos que miren los números de seguridad, de economía, de educación. Ahora no tienen más remedio que emitir pesos y la emisión de pesos te lleva a la inflación”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.