Carlos López Estrada, del vídeo musical a los Óscar en cuatro años

Los Ángeles (EE.UU.), 19 mar (EFE).- El joven cineasta Carlos López Estrada (Ciudad de México, 1988) comenzó realizando vídeos musicales, se aventuró al mundo de la ficción en 2018 con "Blindspotting" y su tercera cinta, "Raya and the Last Dragon", ha sido nominada a mejor película de animación para los ÓScar 2022.

El filme que aspira a la estatuilla está codirigido por López Estrada junto al norteamericano Don Hall ("The Emperor's New Groove") y lo produce Walt Disney Pictures.

Su meteórico ascenso se remonta a 2019, cuando el estudio buscaba reclutar a directores noveles y Jennifer Lee ("Frozen") decidió llamarlo para hacer "Raya and the Last Dragon" después de haber visto su ópera prima, "Blindspotting" (2018).

Y es que la acogida de "Blindspotting" por parte de la crítica y del público había sido excelente. Incluso el expresidente Barack Obama la incluyó en la lista de películas que más le habían gustado durante ese 2018.

Así comenzó el idilio entre este mexicano y el mundo del cine estadounidense, un ambiente que conoce desde los 13 años, cuando empezó a viajar a Los Ángeles (EE.UU.) para cimentar su carrera artística.

La producción de "Raya and the Last Dragon" se enmarcó en un contexto tan incierto -primeros meses de pandemia- como oportuno por el mensaje y las temáticas que abarca.

"Estábamos trabajando en la película y sentíamos que los temas que tocaba tenían mucho que ver con lo que estaba pasando el mundo", cuenta López Estrada en una entrevista a Efe.

La trama se basa en una historia ambientada en Kumandra, un mundo ficticio en el que humanos y dragones conviven en completa armonía hasta que una fuerza sobrenatural convierte a todos los habitantes en piedra.

"Es un mundo de fantasía pero inspirado en la realidad de muchas personas que creen que no tienen nada en común y acaban dándose cuenta de que todos somos parte de la misma familia", concreta el director.

Para López Estrada, en ocasiones, los humanos nos empeñamos en "crear barreras imaginarias y generar divisiones" entre nosotros, y la cinta trata de "aportar un poco de luz" a este respecto.

La narración discurre en un término medio entre el concepto de "el hombre es un lobo para el hombre" del filósofo británico Thomas Hobbes, y la consigna de "el hombre es bueno por naturaleza", del polímata suizo Jean-Jacques Rousseau.

Una aventura en la que la unión de Raya y el dragón Sisu será determinante para recorrer el reino en busca de cómplices que quieran participar en la misión de salvar a la humanidad.

UNA PRINCESA DISNEY SIN MOTIVACIONES ROMÁNTICAS

En este sentido, la caracterización de Raya ha sido fundamental para transmitir el mensaje de igualdad, respeto y solidaridad que propugna la película.

"Queríamos cambiar las reglas de las princesas Disney, Raya no está motivada por relaciones románticas: es una guerrera con muchos matices", afirma López Estrada, quien añadió que se había inspirado en su madre -la productora mexicana de telenovelas Carla Estrada- y en su abuela -la actriz Maty Huitrón- para construir el personaje.

Una película que ahora pugna por el Óscar y que puede disfrutar tanto el público adulto como los más pequeños, pues "entienden el fondo" aunque aún "no estén tan pendientes de la complicaciones de la vida".

"Raya and the Last Dragon" compite con "The Mitchells vs. The Machines", "Encanto", "Flee" y "Luca" por el reconocimiento de la Academia de Hollywood que se entrega el próximo 27 de marzo en el Dolby Theater de Los Ángeles.

Apenas resta una semana para la gala de los Óscar 2022 y López Estrada, quien ya ganó un Grammy latino en 2012 por un videoclip animado para el dúo pop Jesse & Joy, aún considera "surrealista" poder estar en la terna de cinco finalistas debido a su corta trayectoria cinematográfica.

Guillermo Azábal

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.