Carlos de Inglaterra defiende en Berlín los "fuertes vínculos" tras el brexit

Agencia EFE
·2  min de lectura

Berlín, 14 nov (EFE).- El príncipe Carlos de Inglaterra defendió hoy desde Berlín la persistencia de los fuertes vínculos de su país con Alemania y resto de la Unión Europea (UE), una situación que, dijo, debe perdurar más allá de la situación creada por el "bréxit".

Las relaciones futuras son ahora "objeto de negociación" por los interlocutores respectivos, en las que "no nos compete incidir", afirmó el príncipe heredero, en la sesión conmemorativa en el Bundestag (Parlamento federal) del Día Nacional de Duelo por las víctimas de las guerras mundiales y la dictadura nazi.

Los 75 años transcurridos desde el fin de la II Guerra Mundial han "consolidado" los fuertes vínculos de amistad con Alemania, prosiguió, para expresar su convicción en que ambos países seguirán siendo "amigos y socios".

"Juntos somos una fuerza irrenunciable para el mundo", afirmó, en un discurso en que combinó el idioma inglés con un muy correcto alemán en el que agradeció el "gesto de amistad" que supone haber sido invitado como orador principal para esa sesión. Crisis como las actuales, sea la climática o la de la pandemia del coronavirus, impulsan a "actuar juntos" para superarlas, añadió.

Es la primera vez que un miembro de la casa real británica interviene en esta conmemoración en Alemania, lo que de antemano se interpretaba como símbolo de las buenas relaciones actuales entre dos países que fueron enemigos en la II Guerra Mundial.

Su discurso estuvo precedido por intervenciones de varios jóvenes -de Rusia, Israel y Alemania-, representantes de la generación actual y del ansia de superar los conflictos del siglo pasado.

Por parte alemana, el discurso principal correspondió al presidente del país, Frank-Walter Steinmeier, quien además de a las víctimas de las guerras y dictaduras del siglo pasado recordó a las del terrorismo actual.

"Rendimos homenaje hoy a todas aquellas víctimas del odio, del terrorismo, del antisemitismo y del racismo en nuestro país", afirmó Steinmeier.

El Día de Duelo Nacional se conmemora en Alemania desde 1952 y está dedicado a honrar la memoria de las víctimas de la I y la II Guerra Mundial, así como a las del régimen nazi. El acto central tiene lugar cada año a finales de noviembre, en el Bundestag (Parlamento federal).

En esta ocasión, la ceremonia fue en formato reducido, por las restricciones derivadas de la pandemia del coronavirus, aunque con representación de todas las instancias constitucionales del país.

Previo a la sesión, el príncipe británico y su esposa Camilla, acompañados del presidente alemán, participaron en una ofrenda floral en la "Neue Wache" de Berlín, monumento dedicado a las víctimas de todas las guerras y dictaduras.

(c) Agencia EFE