Quién es Carla Vizzotti, la pieza central del Gobierno frente a la emergencia del coronavirus

LA NACION

Médica infectóloga y especializada en enfermedades inmunoprevenibles, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti se consolidó, en los últimos días como una virtual viceministra de Salud. Mano derecha del titular de la cartera sanitaria, Ginés González García (a quien conoce desde hace más de una década) con el estado de alerta que generó en la Argentina la expansión del coronavirus, la funcionaria dio un paso al frente como una comunicadora eficaz y moderada ante la crisis sanitaria que debe enfrentar el Gobierno.

De 47 años, Vizzotti es especialista en medicina interna por la Universidad de Buenos Aires y centró su actividad profesional en el control de enfermedades inmunoprevenibles.

En las últimas horas se movió activamente en la Casa Rosada para determinar las medidas oficiales de prevención del coronavirus , que se actualizan de forma constante. Ayer a la noche estuvo trabajando, palmo a palmo, con la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra (la pluma jurídica del Presidente), en la redacción fina del DNU que estipulará la obligatoriedad de la cuarentena para las personas que lleguen de viaje desde zonas afectadas por el coronavirus. Ambas funcionarias se quedaron trabajando hasta tarde, incluso después de que el Presidente se retirara de Balcarce 50, y hoy se volvieron a reunir.

Vizzotti se involucró de lleno en la política de información y concientización del Gobierno en torno de la pandemia. A tal punto que, ayer, en medio de una agitada agenda, participó de una capacitación para periodistas en el Centro Cultural Kirchner. Allí habló del concepto de "infodemia", acuñado por la OMS para aludir a la mala información y noticias falsas que se viralizan en las redes y causan pánico.

El martes, en la reunión de Fernández con nueve ministros y una veintena de especialistas, Vizzotti tuvo un rol central. González García se retiró anticipadamente de la reunión - tenía previsto un viaje a Rosario por la campaña contra el dengue- y se decidió que la funcionaria encabezara la conferencia de prensa donde se informó el estado de situación del país.

Su paso por el ministerio

Vizzotti comenzó a trabajar en la dirección de Enfermedades Inmunoprevenibles del Ministerio de Salud en 2007, durante la anterior gestión de Ginés González García, que se desempeñó como titular de esa cartera hasta fines de ese año. Tras asumir la presidencia, Cristina Kirchner decidió enviar a González García como embajador a Chile.

Con un perfil técnico, Vizzotti continuó desempeñándose en el ministerio durante casi nueve años. Durante la pandemia de Gripe A de 2009 estuvo a cargo del del Programa Nacional de Inmunización. Fue reconocida en su función por ampliar el calendario de vacunación, que bajo su órbita alcanzó las 19 vacunas gratuitas y obligatorias. Y fue la primera representante argentina en el Comité Consultivo de Prácticas de Inmunización de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En diciembre de 2016, Vizzotti, que estaba a cargo de la Dirección Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, fue apartada de su función por el por entonces ministro de salud de Mauricio Macri, Jorge Lemus. Fue luego de que su área fuera convertida en una coordinación, varios escalones abajo del organigrama del ministerio.

"Fui una funcionaria técnica. Jamás tuve una bajada de línea de ninguno de los cinco ministros con los que trabajé", dijo en una entrevista con Página 12 cuando fue desvinculada de su cargo y aseguró que fue despedida de la gestión de Macri "por motivos políticos".

En los últimos años, Vizzotti se desempeñó como presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE) y trabajó en la Fundación Huésped.

Con el triunfo de Fernández, Vizzotti volvió a la cartera de Salud como segunda de González García, su primer jefe polìtico. "Tan contenta de estar en este Gabinete con Ginés como ministro", publicó ese día en Twitter.