Un cargamento de AstraZeneca desatasca la vacunación de ancianos en México

Agencia EFE
·4  min de lectura

México, 14 feb (EFE News).- Tras varias semanas con el plan de vacunación estancado, México recibió un cargamento de casi un millón de fármacos de AstraZeneca con el que podrá iniciar finalmente este lunes la inmunización de adultos mayores de 60 años.

Desde que arrancaron las primeras inoculaciones la pasada Nochebuena, el plan de vacunación no vivía una fecha clave hasta este domingo, día de San Valentín, cuando la llegada de 870.000 dosis de AstraZeneca marcó el inicio de la inmunización de los ancianos.

Todo un revulsivo y también un reto para el tercer país con más decesos del mundo - solo superado por Estados Unidos y Brasil-, donde los retrasos de los envíos de Pfizer estancaron hace tres semanas la vacunación del personal sanitario, pues solo 86.000 personas han recibido las dos dosis de la vacuna.

MAYORES DE 60 EN MUNICIPIOS POBRES

En una inusual conferencia de prensa matutina celebrada en domingo, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que este mismo lunes arrancará la vacunación de mayores de 60 años en 333 municipios de los 32 estados del país, priorizando los pueblos más pobres.

"Tomamos esta decisión de iniciar en todos los estados, en los municipios más alejados y marginados, con la población más pobre del país", expresó el presidente, quien afrontó críticas en diciembre de varios gobernadores por iniciar el plan de vacunación solo en la capital y en el estado de Coahuila.

El Ejército mexicano ya comenzó a distribuir las vacunas, de las cuales solo 87.257 se quedaron en la Ciudad de México, mientras que el resto se enviaron a los estados a través de ocho rutas aéreas.

Aunque todavía son pocas las dosis de que dispone México, López Obrador se mostró convencido que los próximos envíos programados permitirán haber vacunado con la primera dosis a los 15,7 millones de mexicanos mayores de 60 años "a mediados de abril".

La vacunación de este segmento de la población es una meta clave, pues el Gobierno calcula que ello permitiría reducir un 80 % la mortalidad de la pandemia en México, donde han fallecido más de 173.000 personas por covid-19.

A pesar de las dudas previas sobre su eficacia, expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconsejaron la semana pasada usar la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford en personas mayores.

Ante esto, López Obrador confió en que no hay "riesgos" para los ancianos, aunque dijo que desde el Gobierno estarán "muy pendientes" a cualquier reacción adversa.

Asimismo, el presidente, de 67 años e hipertenso, no aclaró si se vacunará próximamente, pues dejó la decisión en manos de sus médicos, ya que acaba de superar la covid-19 y considera que tiene "protección".

A LA ESPERA DE NUEVAS VACUNAS

Las 870.000 dosis de AstarZeneca llegadas de la India son el primer cargamento de una compra de dos millones de vacunas del laboratorio británico, aunque es evidente que estas son insuficientes para abastecer a los 15,7 millones de adultos mayores.

Ante esta inquietud, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, garantizó que sigue en marcha la labor de compra de nuevas vacunas y anunció que el próximo martes "se reanuda" el suministro de Pfizer, suspendido durante tres semanas, con un cargamento de 494.000 dosis.

Estas dosis servirán para continuar la vacunación de un millón de trabajadores sanitarios, un proceso que el Gobierno había previsto concluir en enero pero que se había suspendido por retrasos en los envíos.

Además, en plantas mexicanas se están envasando otros seis millones de vacunas de AstraZeneca y dos millones de la china CanSino.

En total, el país, de 126 millones de habitantes, prevé contar con 34,4 millones de dosis de Pfizer, 79,4 millones de AstraZeneca, 35 millones de CanSino, 24 millones de la rusa Sputnik V, un millón de la china Sinovac y 51,1 millones de la plataforma Covax de la OMS.

Pero por ahora solo ha aplicado 870.000 vacunas, mientras que Chile, que inició la vacunación horas después de México, ya acumula más de 1,8 millones de vacunados.

López Obrador aprovechó la presencia en la conferencia de prensa del embajador indio en México, Mampreet Vohra, para agradecer la "solidaridad" del país asiático al permitir el envío de vacunas aun y cuando la India, con 10,9 millones de contagios, también las necesita.

El embajador respondió que se trata de "un regalo muy especial" en el Día de San Valentín.

(c) Agencia EFE