Bolsonaro toma juramento a su cuarto ministro de Salud con Brasil agobiado por la pandemia

Lisandra Paraguassu
·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO-El cardiólogo brasileño Marcelo Queiroga, quien fue nombrado por el presidente de Brasil Jair Bolsonaro como el cuarto ministro de Salud del país desde que comenzó la pandemia de coronavirus, usa una máscarilla en la sede del Ministerio de Salud en Brasilia, Brasil.

Por Lisandra Paraguassu

SAO PAULO, 23 mar (Reuters) - El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, tomó este martes juramento a su cuarto ministro de Salud desde que comenzó la pandemia de coronavirus el año pasado, cuando el país lucha con un aumento récord de muertes y un sistema de salud que se está desbordando.

Dos fuentes dijeron que Bolsonaro había tomado juramento al cardiólogo Marcelo Queiroga en una ceremonia privada en el palacio presidencial.

Queiroga, que fue designado por el presidente el 15 de marzo, sustituye a Eduardo Pazuello, un general del Ejército en servicio activo que ha supervisado la mayor parte de la respuesta a la pandemia en Brasil.

Queda por ver qué camino trazará Queiroga como ministro de Salud. Los dos predecesores de Pazuello dejaron el gobierno después de chocar con las opiniones de Bolsonaro sobre el COVID-19.

El presidente de extrema derecha, un excapitán del Ejército, está bajo una creciente presión para tomar la crisis más en serio, después de pasar la mayor parte del año restando importancia al virus, sembrando dudas sobre las vacunas y luchando contra las medidas de cierre de estados y ciudades, que según él perjudican el empleo.

Brasil se convirtió este mes en el epicentro de la pandemia mundial, asolado por un lento despliegue de vacunas y un mosaico nacional de restricciones de salud pública contra un brote que está llevando a los hospitales del país al límite.

Bolsonaro ha ganado notoriedad internacional por sus esfuerzos para luchar contra los confinamientos, desestimar los mandatos para usar la mascarilla y abogar por remedios no probados como la hidroxicloroquina.

El martes, recibió un nuevo revés cuando el tribunal supremo de Brasil se negó a escuchar su apelación contra las medidas de varios estados que restringen la actividad económica para frenar el contagio, según un documento visto por Reuters.

La directora regional de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, dijo el martes que el virus está aumentando "peligrosamente" en todo Brasil, e instó a todos los brasileños a adoptar medidas preventivas para detener la propagación.

(Reporte de Lisandra Paraguassu, escrito por Carolina Mandl; Editado en español por Javier Leira y Javier López de Lérida)