El cardenal ofrece una cruzada de oración por la paz del mundo y de Nicaragua

·2  min de lectura

Managua, 17 jul (EFE).- El cardenal de Nicaragua, Leopoldo Brenes, ofreció este domingo una cruzada de oración del Santo Rosario por la paz del mundo, así como por la de su país, que desde 2018 vive su peor crisis sociopolítica en casi medio siglo.

“Les invito, que desde esta iglesia catedral, desde este momento, iniciemos una campaña de oración, rezar el Santo Rosario por la paz en el mundo, por la paz en nuestra patria, por la concordia, la amistad, por la paz de nuestras familias y la paz de nuestros corazones”, dijo el purpurado, en su misa dominical, en la Catedral Metropolitana de la Inmaculada Concepción de María, de Managua.

Nicaragua, un país donde el 58,5 % de sus 6,6 millones de habitantes se considera católico, no supera el estallido sociopolítico en el que cientos de personas perdieron la vida hace cuatro años, en protestas contra el presidente Daniel Ortega, quien ha declarado su apoyo a su homólogo de Rusia, Vladímir Putin en la invasión de Ucrania.

Además de los 355 muertos registrados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en las protestas de 2018, la crisis de Nicaragua ha llevado a más de 200.000 nicaragüenses al exilio, según datos del principal receptor, Costa Rica, mientras que 190 que permanecen en prisión son considerados “presos políticos”, a la vez que existe una polarización entre sandinistas y no sandinistas.

La crisis de Nicaragua también ha tocado a la Iglesia católica, que, según el Episcopado local, sufre persecución, tanto por agresiones físicas al clero como con profanaciones a sus templos, desde que los sacerdotes dieron refugio a los manifestantes que huían de los ataques armados de las fuerzas gubernamentales en 2018, y por lo cual Ortega los llama “golpistas”, al tiempo que ha puesto en duda la palabra de los religiosos y destacado las obras de su Gobierno.

“Si escuchamos a Jesús y después vamos a hacer las obras, esa obra va a ser buena, pero si hacemos obras sin escuchar a Jesús vamos a fracasar porque no tendrá la fuerza”, sostuvo Brenes.

El cardenal también pidió a los fieles católicos que, durante la mayor fiesta religiosa de Nicaragua, en honor de Santo Domingo de Guzmán, en especial durante las peregrinaciones del 1 y 10 de agosto, los creyentes caminen “rezando de manera permanente el Santo Rosario", para que sea "el gran regalo" para darles "a este pueblo a Nicaragua y al mundo, y al papa Francisco”.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.