El cardenal de Nicaragua dice que Benedicto XVI dejó un testimonio de humildad

San Salvador, 5 ene (EFE).- El cardenal de Nicaragua, Leopoldo Brenes, dijo este jueves que el papa emérito Benedicto XVI, quien falleció el sábado pasado a los 95 años, dejó un testimonio de humildad para la Iglesia católica.

"Es bien difícil poder mantener la humildad y mantener la sencillez, creo que (Benedicto XVI) está dejando un gran testimonio para todos nosotros, para la Iglesia, de cómo podemos comportarnos de manera permanente", dijo el cardenal Brenes, en una misa celebrada en la Catedral de Managua con motivo del sepelio del papa emérito y que fue transmitida en redes sociales.

El también arzobispo de Managua elogió al nacido como Joseph Aloisius Ratzinger, de quien afirmó fue "uno de los grandes teólogos que tenía la Iglesia, asesor del proyecto del Concilio Vaticano II, pero siempre fue una persona verdaderamente humilde y sencilla".

Brenes, quien como cardenal tuvo la oportunidad de trabajar con Ratzinger, recurrió a una frase propia de su país para señalar que Benedicto XVI no se convirtió en una persona jactanciosa al ser elegido pontífice.

"La soberbia, o a veces ser importante, tener poder, nos bloquea este ambiente de humildad, creo que en este sentido al papa Benedicto, como bien decimos en buen nicaragüense: 'no se le subió el sumo'", comentó el jerarca.

Benedicto XVI fue sepultado este jueves en la plaza de San Pedro del Vaticano, en una ceremonia presidida por el papa Francisco.

Unas 5.000 personas asistieron a la ceremonia, que fue seguida por el entierro de Benedicto XVI, en la tumba que perteneció a su admirado Juan Pablo II.

(c) Agencia EFE