Cardenal inaugura réplica de la estatua "Jesús Sin Hogar"

CIUDAD DE MÉXICO., enero 12 (EL UNIVERSAL).- La obra, también conocida como "Jesús desamparado" y "Jesús Indigente" es una escultura creada en 2013 que muestra a una persona sin hogar recostada en una banca

El cardenal Carlos Aguiar Retes develó en la Catedral Metropolitana de México, una réplica de la estatua "Jesús sin hogar", del artista canadiense Timothy Schmalz, instalada en el Vaticano.

La pieza fue colocada en el costado izquierdo de la Catedral, justo en dirección a la zona arqueológica del Templo Mayor.

La obra "Jesús sin hogar", también conocida como "Jesús desamparado" y "Jesús Indigente" es una escultura creada en 2013 que muestra a una persona sin hogar recostada en una banca, tapado con una cobija, sin embargo, la figura presenta heridas en los pies.

Algunos visitantes al Zócalo de la Ciudad de México, dijeron que de no tener la cédula de la obra en la parte baja hubieran pensado que en efecto se trata de una persona en desamparo dormida en la banca.

Timothy Schmalz, quien estuvo presente durante la develación, es miembro de la Orden de Malta de Canadá, misma que hizo la donación a nuestro país y, en coordinación con la Arquidiócesis Primada, acordaron colocarla en la Catedral con el fin de sensibilizar a los numerosos visitantes sobre las personas en situación de calle.

El autor refiere que esa figura es una representación de Cristo y pide a las personas a mirar con piedad y amor al prójimo a cada persona que esté sin hogar.

Más tarde, durante su homilía, el cardenal pidió a los padres llevar a sus hijos al catecismo y acompañarlos el tiempo necesario para que se preparen para cuando lleguen a la adolescencia no se suicide, no lleguen a consumir drogas o no sean arrastrados por la violencia que se vive en el mundo.

El Arzobispo de México, Carlos Aguiar Retes, exhortó a los feligreses a no demorar más para aprender ser un buen hijo de Dios; "nunca es mucho tiempo para hacerlo".

La estatua en el mundo

La estatua ha sido colocada en varias ciudades del mundo, donde se han suscitado hechos particulares, como la instalada en la Iglesia Episcopal de San Albano de Verulamium, en medio de un lujoso vecindario de Carolina del Norte, donde una mujer llamó a la policía, para reportar y solicitar retiraran a un indigente.

Otra persona escribió una carta muy severa al editor del periódico local, pues dijo que la representación era un insulto al hijo de Dios. En tanto, otras iglesias se han negado a tener la escultura instalada frente a su institución.

El artista, a finales de año pasado, también, colocó en el Vaticano una estatua de grandes dimensiones sobre el tema de los migrantes, la obra fue llamada "Ángeles inconscientes".