El cardenal George Pell será enterrado en Sídney en febrero

El cardenal George Pell será enterrado en la catedral de Santa María de Sídney en febrero, anunció el martes la archidiócesis católica de la ciudad, tras la muerte en Roma de la controvertida figura eclesiástica.

Pell, de 81 años, era una figura destacada de la Iglesia católica, pero suscitaba profundas divisiones en su país, Australia, donde había sido acusado de abusar sexualmente de dos adolescentes del coro cuando era arzobispo de Melbourne.

Pell fue el católico de más alto rango encarcelado por abusos sexuales a menores antes de que sus condenas fueran anuladas en apelación.

La archidiócesis de Sídney informó que el 2 de febrero se celebraría una misa oficial por Pell en la catedral de la ciudad, donde fue arzobispo durante 13 años.

"El cardenal Pell dejó un legado extraordinario para la Iglesia católica en Australia y éste será, sin duda, uno de los funerales más significativos que se hayan celebrado en la catedral", destacó en un comunicado el deán, el padre Don Richardson.

Se espera que miles de personas acudan a despedir al "muy respetado" cardenal, añadió Richardson.

Su cuerpo permanecerá en reposo durante un día antes de la misa, y luego será enterrado en una ceremonia privada en la cripta de la catedral.

El legado de Pell -y en particular su papel en el trato dado por la Iglesia a los supervivientes de abusos sexuales a menores- dividió a Australia, y el líder de su estado natal, Victoria, ya descartó un funeral financiado por los contribuyentes.

"No habrá servicio conmemorativo ni funeral de Estado porque creo que sería algo muy angustioso para todas las víctimas y supervivientes de abusos sexuales a menores por parte de la Iglesia católica", declaró el primer ministro Daniel Andrews a la prensa la semana pasada.

Varias cintas multicolores, que se convirtieron en un símbolo de solidaridad con los supervivientes de abusos sexuales a menores, ya fueron atadas a las vallas de la catedral antes del funeral.

al/smw/mab/zm