Cardenal colaborador de Juan Pablo II es denunciado por encubrir más de 20 casos de pedofilia

Newsweek México
·2  min de lectura

LA FISCALÍA de Polonia recibió una denuncia contra el cardenal Stanislaw Dziwisz, estrecho colaborador de Juan Pablo II, y otros tres obispos por encubrir casos de pedofilia en la Iglesia, informó este jueves un abogado de víctimas de abusos.

“La Comisión anunció en una carta que había remitido los casos del cardenal Dziwisz y de otros tres obispos a la fiscalía”, declaró a la agencia de noticias AFP Artur Nowak, abogado que representa a una veintena de víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes católicos.

La carta, publicada en internet, identifica al obispo Dziwisz y a tres obispos de la diócesis sureña de Bielsko Biala y Zywiec: Roman Pindel, Tadeusz Rakoczy y Piotr Greger.

“Es espectacular, y muchas de las víctimas no ocultan su satisfacción”, dijo Nowak a la AFP. Según él, la fiscalía tiene 30 días para decidir si inicia el procedimiento judicial.

Si los obispos son declarados culpables al final del juicio, podrían enfrentarse a hasta tres años de prisión, precisó el abogado.

Los documentales emitidos en los dos últimos años por la cadena polaca TVN24 han revelado espeluznantes casos de abusos sexuales por parte de sacerdotes, lo que ha suscitado dudas sobre la actitud del cardenal Dziwisz, de 81 años, sospechoso de haber encubierto casos de pedofilia.

En noviembre, el presidente de la conferencia episcopal polaca, el arzobispo Stanislaw Gadecki, expresó su esperanza de que una comisión eclesiástica dilucidara el papel del arzobispo Stanislaw Dziwisz, antiguo secretario y amigo del papa Juan Pablo II.

Janusz Szymik , víctima de un sacerdote pedófilo recibió una carta de la Comisión Estatal de Pedofilia, en la que se decía que la comisión “envió su propia notificación y una solicitud para iniciar un proceso por sospecha de comisión de un delito por parte de Tadeusz Rakoczy, Stanisław Dziwisz, Roman Pindel y Piotr Gregor de los actos prescritos en la disposición artículo 240 par. 1 del Código Penal”.

“No soy yo quien ahora tendrá que seguir caminando y demostrando quién debe dar explicaciones, quién debe rendir cuentas, comenta Janusz Szymik en una entrevista con TVN24.

Él dijo que en la década de 1980, cuando era niño, durante varios años fue abusado sexualmente por el entonces sacerdote de la parroquia de Międzybrodzie Bialskie, el sacerdote Jan Wodniak. “Informó al obispo Tadeusz Rakoczy, entonces ordinario de Bielsko-Żywiec, al respecto, luego, gracias a la intervención del P. Tadeusz Isakowicz-Zalewski – el caso cayó en manos del arzobispo de Cracovia, cardenal Stanisław Dziwisz. Sin embargo, no hubo reacción de los jerarcas de la iglesia”. N