Un cardenal alemán renunció por el “fracaso” de la Iglesia en la “catástrofe de los abusos sexuales”

·2  min de lectura
El Papa Francisco saludando al presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, el Arzobispo de Múnich y Freising, el Cardenal Alemán Reinhard Marx
HANDOUT

BERLÍN.- El cardenal Reinhard Marx, arzobispo de Munich y Frisinga, presentó su renuncia al Papa como una forma de asumir su “corresponsabilidad” por los casos de pederastia, tras reconocer el “fracaso” de la Iglesia católica en la “catástrofe de abusos sexuales” en el seno del clero alemán.

Es importante para mí compartir la responsabilidad de la catástrofe de los abusos sexuales perpetrados por responsables de la Iglesia en las últimas décadas”, escribió al Papa, según un comunicado en el que denunció también un “fracaso institucional” a la hora de enfrentar este torbellino que implicó al clero del país.

Los países de América Latina que detectaron casos del “hongo negro”

La carta fue enviada al papa Francisco el 21 de mayo y se dio a conocer hoy luego de que fuese publicada por la arquidiócesis de Munich. En el escrito, Marx, de 67 años, le pidió al Pontífice que acepte su dimisión al cargo que ocupaba desde noviembre de 2007.

Por el momento, el Vaticano no ha hecho declaraciones sobre la continuidad o no del cardenal.

Reinhard Marx en conferencia de prensa en Munich, sur de Alemania después de haber ofrecido al Papa Francisco su renuncia
LENNART PREISS


Reinhard Marx en conferencia de prensa en Munich, sur de Alemania después de haber ofrecido al Papa Francisco su renuncia (LENNART PREISS/)

“Básicamente, para mí se trata de asumir la corresponsabilidad de la catástrofe del abuso sexual perpetrado por representantes de la Iglesia en las últimas décadas”, planteó el integrante, también miembro del consejo de cardenales asesores del Papa para la reforma de la Iglesia.

La Iglesia católica llegó quizás a un “punto muerto” en el tema abusos para Marx, aunque expresó su “esperanza” de que se convierta en un “punto de cambio”.

En fotos: el parque temático Asterix en Francia se prepara para su reapertura pospandemia

“Las controversias y discusiones más recientes han demostrado que algunos de los representantes de la Iglesia no quieren aceptar esta corresponsabilidad y, por tanto, también la co-culpa de la Institución”, lamentó Marx en su carta, quien aseguró que varios miembros de la institución católica rechazan “cualquier tipo de reforma e innovación sobre la crisis vinculada al abuso sexual”.

La decisión de Marx coincide con el anuncio del Papa la semana pasada, que había ordenado una investigación en la diócesis alemana de Colonia vinculada a casos de abusos y “encubrimiento sistémico” dentro de la Iglesia local.

Foto de archivo del cardenal Reinhard Marx celebrando la misa de apertura de la conferencia en la catedral de Fulda, en el oeste de Alemania
ARNE DEDERT


Foto de archivo del cardenal Reinhard Marx celebrando la misa de apertura de la conferencia en la catedral de Fulda, en el oeste de Alemania (ARNE DEDERT/)

El Papa nombró a dos “visitantes apostólicos”, una especie de enviados extraordinarios de la iglesia, encargados de “evaluar la situación pastoral creada en el arzobispado y estudiar paralelamente la posible comisión de faltas” por parte del cardenal Rainer-Maria Woelki y otros prelados.

Woelki es el centro de acusaciones por encubrimiento durante mucho tiempo de dos sacerdotes de la comunidad religiosa de Dusseldorf, sospechosos de abusos sexuales.

Agencias DPA y AFP