La caravana migrante avanza mermada por el sur de México

Santo Domingo Zanatepec (México), 10 nov (EFE).- La caravana migrante, formada en su mayorñia por centroamericanos y haitianos, avanzó este miércoles otros 12 kilómetros a pie por el sureño estado mexicano de Oaxaca cansada y con un contingente disminuido frente a días pasados.

El grupo, que ya ha avanzado unos 315 kilómetros desde su arranque en Tapachula (Chiapas), llegó este miércoles a Santo Domingo Zanatepec, en el Istmo de Tehuantepec de Oaxaca, el segundo estado de México que pretenden atravesar en su camino por México tras casi 20 días de travesía.

Este miércoles recorrieron a pie durante cuatro horas el tramo de 12 kilómetros de la localidad de El Jícaro a Santo Domingo Zanatepec, la caminata más larga que les ha tocado en esta región.

A pesar de que partieron de madrugada para evitar más cansancio por el calor, después de las dos primeras horas de caminata la temperatura aumentó considerablemente por el clima cálido de la región que en esta época del año supera los 30 grados centígrados.

A lo largo de la carretera, los migrantes avanzaron con dificultades y con muchas fatigas.

Durante el trayecto fueron acompañados por patrullas de Protección Civil de Oaxaca y, para evitar accidente, se cerró la vía a la circulación de vehículos.

ANDAR EXHAUSTO

Saraí, estudiante de 17 años de edad quien truncó sus estudios de la licenciatura de Administración en El Salvador, empujaba este miércoles la silla de ruedas que compraron al salir del suroriental estado de Chiapas.

Esta silla le sirve de transporte para su madre Yanet, que a sus 46 años de edad tiene los pies vendados por el daño ocasionado por las largas travesías.

“Tengo llagas en mis pies. Me lastimé mis pies pero ya me voy a curar y seguiremos para delante porque en mi país no hay fuentes de empleo”, dijo a Efe Yanet.

“No quiero regresar, no quiero regresar a mi país. Tal vez allá donde voy vaya a encontrar una oportunidad mejor”, agregó Saraí.

CON EL INM

Otros más no pudieron seguir y se acercaron a los elementos del Grupo Beta de Protección a Migrantes del Instituto Nacional de Migración (INM) quienes supuestamente les están ofreciendo un salvoconducto para estar en México durante un año.

Durante el paso de la caravana este miércoles, unos 50 migrantes decidieron entregarse a las autoridades.

Este martes por la noche, cuando la caravana cruzó una garita del INM, decenas de migrantes también decidieron no continuar a pesar de las súplicas y gritos de parte del grupo.

De esta manera, agentes migratorios estimaron que la caravana redujo este martes su número hasta unos 1.000 integrantes.

Y también calcularon que, en las últimas 24 horas, otros 300 migrantes desistieron de seguir caminando.

La caravana -que pretende llegar a la frontera norte de México- permanecerá este miércoles en Santo Domingo Zanatepec y luego avanzarán hacia Santiago Niltepec, que se localiza 32 kilómetros más al norte.

LA OLA MIGRATORIA

Los migrantes avanzan en medio del dolor que ha ocasionado en días recientes la muerte por disparos de la Guardia Nacional de un migrante cubano, quien viajaba en un vehículo junto con otras personas.

Además, la semana pasada se produjo al menos un choque con la Guardia Nacional entre migrantes y agentes, con varios detenidos y también elementos de seguridad heridos.

Este grupo se puso en marcha después de que en los primeros días de septiembre las autoridades mexicanas frustraran el avance de cuatro caravanas migrantes que partieron precisamente desde Tapachula, municipio de Chiapas fronterizo con Guatemala.

Entonces, varias agencias de la ONU y ONG criticaron el uso de la fuerza en los operativos para desintegrar dichas caravanas.

La región vive un flujo migratorio récord hacia Estados Unidos, cuya Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) "encontró" más de 1,5 millones de indocumentados en la frontera con México en el año fiscal 2021, que terminó el 30 de septiembre.

Además, México ha detectado más de 190.000 inmigrantes indocumentados de enero a septiembre, cerca del triple que en 2020, además de haber deportado a casi 74.300, de acuerdo con la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación.

El embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, reconoció este martes "el camino doloroso" de la caravana migrante que salió de Chiapas, en el sureste del país, pero acusó a los traficantes de engañar a los viajeros y lucrarse con ellos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.